Un Negro que escribe

JOSE LAURENCIO ROJAS GRAFFE

Escrito por prosperomucuruba 24-03-2013 en General. Comentarios (0)

José laurencio rojas graffe

 

En la vida hay que estar agradecido, he recibido de ti  muchas acciones buenas, y no se han perdido en un lugar de mi alma están guardadas con inmenso cariño, tu sabes de nuestras intensas luchas por conseguir nuestra estabilidad económica y con ello la felicidad de nuestro entorno familiar tú has sido   excelente protagonista de mi formación y un caballero templario que no se ha doblegado con esos momentos difíciles que nos da la vida has sabido levantarte ante las adversidades, sentí profundamente tu trato preferencial, a falta de un padre otro me adopto con el mismo cariño de mi number one, sigo sintiendo por ti mucha admiración por ese comportamiento ejemplar en el transitar de esta vida difícil y corta pero siempre buscando el equilibrio de quererse a uno mismo y amar a los demás, te acompaña el humor de los seres inteligentes, te acompaño físicamente una increíble bella y noble mujer que le dio felicidad a tu vida y unos adorables hijos que le darán permanencia en el tiempo. La belleza de una flor proviene de sus raíces. Te deseo mucha paz, mucho amor y muchísima salud, dios te guarde y te proteja. Con inmenso cariño.

El negro

PAFG VALENCIA 23-03-2013

nick watson y yo

Escrito por prosperomucuruba 05-03-2013 en General. Comentarios (0)

 

 NICK WATSON Y NOSOTROS

 

Conozco a Nick Watson para el mes de junio de 1958, dolidos los dos por unas irreparables perdidas,  Nick sus dos hermanos y suegra y yo mi padre en diferentes accidentes de tránsito los días 6 y 7 de junio, llego a caracas vía Barcelona para terminar mi segundo año de bachillerato, después de visitar a mis tíos Ramón Y Lala, hospitalizados en el hospital universitario, ella en la clínica attias, gracias a dios en recuperación a mi tía Lala le ocultan la muerte de sus dos hijos y de ello me previenen al entrar Mirna y Leticia dejo un dolor inmenso al marcharme, lo siento en el alma, agregar más dolor a mis sentimientos y sigo a Barcelona a terminar mi segundo año de bachillerato y de vuelta a Caracas, ellos mudados a vista alegre, ya que su casa en el paraíso por esos mismos días fue inundada por creciente del rio Guaire, el agua y barro llego a una cuadra más arriba, mi tío Juan que dormía en el segundo piso lo despierta un chapoteo de agua  cuando se levanta mete las piernas en el agua, entro en pánico y más cuando oye los gritos de los vecinos pidiendo auxilio  comienza  a gritar y  más cuando vio los muebles nadando en el segundo piso y el Volkswagen de Nick Watson igual en el garaje y se asoma al balcón y el agua llega hasta la esquina de la cuadra, su lógico desespero no lo ayuda a resolver su situación, gracias a dios los breaker se dispararon y que fue saliendo el sol, defensa civil actuó y lograron rescatarlos, las aguas bajaron rápidamente, lo que quedo fue un barrialeros del carajo en ese momento llego allí, y me encuentro a Nick Watson tiene una herida grande en el  brazo  y en compañía de un amigo  compañero de trabajo de apellido Barreto que después sería su cuñado. Me cuenta del accidente nos despedimos y sigo viaje a Bobures a recoger a mama y Nelson y arreglar todos los asuntos de la entrega del telégrafo , que sentimientos de profundo pesar ver un alma solitaria que a veces llora otras veces ríe, la veo como una zaranda dando vueltas y vueltas como si se negara a salir de esa casa donde deja parte de su vida, quedan sus sueños su recuerdos una vez alegres una veces tristes, se sienta en la cama y llora, mueve la cobija para allá, para acá como buscando el ser que se le ha ido, la muerte es una quimera, porque mientras yo éxito, no existe la muerte y cuando existe la muerte ya no éxito yo. Por mi parte yo quedo sin el amor de un padre y sin el soporte económico para seguir con mis estudios y con el dolor profundo por la ida física de un padre, inesperada por demás, regresan a mi mente los recuerdos del amor perdido, sin poder tener a linda para amortiguar el dolor.

Lo imposible está seguro, pero tal vez sea dios todo el silencio que queda de los hombres es imposible estar seguro, pero acaso dios sea la soledad total irrevocable más grave que la tuya o que la mía, por lo menos más grave que la mía que es soledad tan solo, cuando el viejo crepúsculo me mira como un toro furioso y yo no tengo a mano tus sabios labios para olvidarme de todo lo que temo, es imposible estar seguro. ¡Se acercan casi todos los habitantes  del pueblo a darnos el pésame, tengo que limitar la llegada aduciendo que está dormida, el llanto cada vez que llega una persona se  hacen mas dolorosos. Si yo se que tu eres y tu sabes que yo soy, quien va a saber quién soy yo, cuando tu no estés. De nuevo a recoger los muebles y regalarlos a las personas que necesitaran de ellos e irnos para Caracas con las maletas con la mejor ropa posible, había que aliviar la carga, de por sí ya iba liviana, el alma sola el corazón triste faltaba lo más querido íbamos a la casa de mis tíos que gentilmente nos ofreció asilo, diría mi tío éramos mucho y pario la suegra pues  en la casa había padre madre seis hijos el servicio y ocho comensales mas nosotros tres que llegábamos sumábamos 19.alli estaban unas increíbles y lindas chicas, la Ron, la roquebroun,y la inolvidable y recordada Santa rojas segunda madre de Alex. Hoy en día tenemos casas más grandes y familias más pequeñas, más comodidades pero menos tiempo. Watson me invita a conocer Caracas, vamos por la avenida Urdaneta y yo mirando los edificios tan altos, se da cuenta el primo y me dice, mira las muchachas, son más bonitas que los edificios, primo primera vez que los veo y tan altos, yo vengo del campo, así pasa la mañana y nos regresamos a la casa, hemos congeniado mucho y quedamos en salir pero a tomarnos unas cervecitas, yo no tomo ni fumo primo, una o dos no hacen daño, está bien primo  Nelson a través de unos vecinos de nombre león Paradise administrador del hospital consigue trabajo en el hospital Vargas en el departamento de  farmacia, allí se destaca y comienza a macerar anís, canelita y se convierte en nuestras bebidas de fin de semana, la ¡imaginación es más importante que el conocimiento¡ me cuenta Nelson que algunos médicos se  pegaban el trago. El tiempo pasa y los recuerdos quedan. Mientras tanto yo, hablo con Leticia prima inolvidable ella es cuñada de la Lupe extraordinaria mujer, quien es novia de Miguel Ángel Torres gerente de servicios de Burroughs c a, el me consigue entrevista y me hacen un test e ingreso como cajero en el año 1958, sueldo 500 bolívares mensuales, conseguimos apartamento en alquiler en un edificio en las palmas.  Se aglutina lo que queda de la familia, de allí nos mudamos al edificio appia en la avenida victoria, viene como ayuda de pensionado Ascensión Ojeda, excelente persona, estudiaba en la técnica industrial y practicaba la lucha olímpica luego Miguel Rojas Graffe, estupendo primo, estudia periodismo en la universidad central, retribuyendo mi estancia en su casa en Barcelona, no hay lejanía de familia como ahora, donde comían tres comían diez y mas con sopa continental que salió para la época, ayudadita con papitas picaditas mas fideítos cilantro y huevos que se le echaban cuando estaba hirviendo.

La puerta del cielo es redonda, o, al menos curvilínea. No creo que nadie sea capaz de imaginarse un cielo cuadrado, o rectangular. El cielo tiene magia, ondas, alma, sueños, luces frescas, estrellas dulces… el cielo tiene sorpresas. El cielo tiene secretos. El cielo tiene mil curvas pobladas de diamantes, el cielo tiene a Erlinda y tiene a prospero y tiene a José, está lleno de almas nobles y caritativas. Una tarde lluviosa y tormentosa recibo a Watson angustiado, quiero que me acompañes a santa teresa del tuy, mi papa se volcó en las raízas, claro que si, salimos lo más rápido posible y con la prudencia necesaria por el mal tiempo reinante. Llegamos al sitio gracias a dios a mi tío y al chofer llamado pelo e cochino no les sucedió nada, ya una grúa estaba trabajando en sacar la camioneta menos mal por ser llano cayó en un barranca de más o menos un metros se traen la camioneta para caracas al taller que la repararía era un willys, mi tío y pelo e cochino se vienen con nosotros  y primera vez que me hecho un palo de ron seco, tosí estornudé, se justificaba el brindis, estaban vivos.

Me compro un Fiat 600 nuevo de agencia por 5.000.oo doy de inicial 500 bolívares y quedo pagando 250.oo bolívares mensuales lo guardo en el garaje de la quinta perla de vista alegre. Ya que no se manejar, un día llega un tío Jesús bouto a caracas y me dice que él sabe manejar y sacamos el carrito pero veo que corcovea mucho al arrancar y no es muy diestro en el manejo, de broma  choca, le digo tío deme el carro me monto y con la teoría que había aprendido en el volvo de Watson que me daba la colas al trabajo yo observaba cuando metía la velocidad y soltando el croché suavemente igualmente con los cambios de velocidad,  me metí manejando en el transito como un experto como si tuviera años manejando desde allí me iba todos los días al trabajo manejando.¡ Para llegar lejos hay que ir despacio¡ Nick Watson tenia novia en el cementerio, Alida Rivero pronto a casarse como en efecto lo hicieron no antes de disfrutar los viajes a una casita que tenía mi tío Ramón en guatopo antes de convertirlo en parque nacional , lugar paradisiaco, que divino oír el murmullo de los bosques quebradas con pequeñas cascadas, exuberante vegetación, helechos en cantidades rica en fauna y flora los riachuelos tenia langostinos  o bogavantes  a los  que agarrábamos con guantes para evitar las pinchadas de sus tenazas cuando ellos se pegaban a  comer a la yuca pelada  también había sardinas las cuales agarrábamos con tela de mosquitero.la ocasión era propicia para un baño. El frio fuerte teníamos que mitigarlo con anís el mono azul o rojo otros con ron seco otros cuba libre, brandy Cardenal Mendoza, Terry,  capa negra, duque de alba, el whiskey de moda presidente, old párr, o campanee su Bell amigo.las cerveza caracas la preferida,  Las comidas suculentas de parrilla con yuca y un plato de huaracaras con arroz eran una  bendición que bajaba del cielo,  a la brasa iban los bogavantes como pasa palos, disfrutábamos de un fin de semana muy especial, durmiendo en hamacas y en camas ya que la casa estaba bien equipada. El domingo regresábamos a nuestras casas libre de preocupaciones, ya que se acabaron las despreocupaciones.la contemplación de la naturaleza me ha convencido de que nada de lo que podamos imaginar es increíble. que felicidad es la compañía del susurro del arroyo, el silbar de los vientos en la vegetación acompañado por luz de luna, por la conversa de un amigo, por el cantar de los batracios, por la luz de las luciérnagas, por el run run del mecer de las hamacas, el crepitar de un pisillo en el caldero, y el divino ruido drip drop que hace el caer el liquido de la botella al vaso, y ese sonido que producen las piedras de dominó en el juego y el golpe fuerte contra la mesa al trancar la cochina,  los chistes jocosos excelentes y encendidos de los concurrentes así va uno quedándose dormido, Watson como le llamamos su hobby es tomar fotos con su cámara konica y aprovecha para captar los que juegan, los y las que cocinan, los que se bañan, los que posan y posan, total es un fin de semana maravilloso, sin olvidarnos de los anfitriones mi tío Ramón y Lala maravillosos y excelentes que disfrutan a unísono con nosotros, son los  padres de Watson. Declaran parque nacional esta zona maravillosa, ya tenemos que cambiar de un sitio paradisiaco a pasar los fines de semana y escogemos san Rafael de orituco lugar de nacimiento de mi tío y algunos de sus hijos y yo que soy gracitano de pura cepa, llegamos a casa de la señora de la bondad y queridísima e inolvidable Juana Rosa quien con su característica atención nos preparaba el corredor  para colgar las hamacas y a las mujeres habitaciones, me siento absorbido por esa magia que produce el licor, la música, la parranda, pero sin perder el respeto, ya entrada las nueve de la noche, Watson dice  vamos a buscar a Cipriano y silba para que salga la perrita macagua  cazadora que esta debajo del carro y sale  batiendo esa cola, llegamos a donde Cipriano, entra Watson a conversar, la conversa es larga y uno con la angustia inquietante de la espera, por fin salen de la casa con morral, china y chicura y el bendito perro pantero siempre enjustanado, cogemos monte adentro yo con la chicura y sin linterna, los únicos que la llevan son Watson y Cipriano, mi primera experiencia como cazador, decía pa mis adentro carajo como no traje una linterna iba pegado como garrapata en culo e yegua, por fin ladran los perros y salen en carrera detrás de los perros y yo por no quedarme atrás atravesé la chicura y fui regendiendo monte en carrera, Watson y Cipriano se pararon pensando que era un animal que venía detrás de ellos, negro palo susto, susto el mío que me iba a quedar solo en ese montarascal, seguimos y yo pegaito al lado pues y conseguimos en hueco los perros ladrando, hacemos un cerco pegado al hueco y yo comienzo a abrir más grande el huraco allí estaba el cachicamo y Cipriano lo mata con un rolazo por la cabeza, tenemos   comida segura , el genio que necesita cavar para comer, tiene escasos medios para dejar constancia de su genialidad continuamos y los perro vuelven a ladrar y los seguimos, la misma operación que el primero, ya van dos, a todas estas la foto de rigor y a sentarnos a echarnos un palo con tranquilidad,  mirándonos con el corazón, ayudarnos mutuamente y atender cualquier dolor por golpe recibido dándole su soba correspondiente, buscándole las pastillas de roter en la marusa de Watson para su gastritis. levantamos campamento y seguimos caminando y yo como guatanero con los dos cachicamos agarrados por el rabo La  carga se hace pesada en total agarramos cuatro, y la carga se hizo más pesada, gracias a dios llegamos a la orilla del ríos y allí nos acostamos a descansar a oír el canto de los grillos y ver  ese bonito cielo estrellado titilando las estrellas y esperando que reviente el alba como a la cinco de la mañana y nos echamos unos cuantos palos mas, arreglamos los cachicamos  y le sacamos las tripas y los lavamos, quedaron listos limpiecitos el desayuno iba hacer desmechado guisado con arepa caliente, bocado de cardenal, por primera vez pruebo la carne de este animal, conocido por otros como  armadillo, son experiencias en la vida tan maravillosas que ser alguno debe perderse, enfrentarse a la noche y sus peligros, sacar de las cuevas animales asustados por el hombre y los perros, celebrar tomando ron los trofeos obtenidos, arreglar en el rio la carne lista para el caldero y comerla con arepa caliente, con su respectiva mantequilla y acompañado de cerveza bien fría y con la excelente compañía de amigos y familia. Es una verdadera obra de teatro el hombre que no se contenta con poco, no se contenta con nada, así ves volando los caricari sacando de la brasa las arepas, explico los cari cari son las personas que sentadas sin colaborar en nada esperan impacientes la comida agarran las arepas de la parrilla caliente y se van soplándola para abrirlas y rellenarlas con pisillo mantequilla y queso que vida tan dura la de esos canallas, no esperan que pongan la mesa, su felicidad comer debajo de un matapalo, el que no  busca la felicidad es el que la encuentra, es increíble lo bien que uno se siente cuando cree en lo que está haciendo y lo disfruta.

Nos preparamos para una fiesta en casa de la familia de mas abolengo en san Rafael de orituco, ya se tiene luz eléctrica de cadafe estará amenizada por la banda de nuestro  querido Tobías Álvarez acompañado por la calidad de sus integrantes, dentro de ellos el famoso y popular chalino virtuoso del violín, alternaban con el pick-up donde ya sonaban los discos de la billos caracas boys y sus guaracheros Cheo Garcia y sus bolerista el puma y sus canciones baile pasito  tun tun, Javier Solís, Pedro infante Luis Aguilar, Mirna la primerísima, la  negrita cariñosa, Edith salcedo, todos los famosos bailes con la billos, los melódicos, Porfi Jiménez con su culucucu, saca y mete, merenquetengo aquí para ti.

Watson disfrutaba de su carro volvo, su conversa giraba siempre en lo bueno que era su carro, viajábamos por las sabanas hacia el rio aguaro, subía los cerros de paya, guatopo, pescábamos en rio verde, las quebradas de san Rafael, represa de Altagracia hato la culebra, el muerto, rio guariquito, portuguesa, taguay, las majaguas, Guárico, apure, Arismendi, tuy, camatagua la búsqueda de la iguanas para disfrutar de sus huevos que  duraban en el carro hasta que los consiguiéramos hasta más de seis meses y de sus carnes los bienes son para aquellos que saben disfrutarlos, ese  carro nos llevo a donde chucho perdió el tetero, la patota dirigida por don gato y sus pandilla dirigida por Watson a quien le dimos el titulo de don gato, el era jugador de bolas, la posición de pícher en beisbol pescador de orilla empedernido, cazador con perros no le gustaban las armas, la única arma y era bueno con la china, ajilaba con todo y era bueno en toda actividad, dibujante técnico, constructor, cantante, bailador, jugador de chapita buen bateador, muy reservado en cosas de amores, batallador con la vida, en el viaje realizado a Arismendi invitado por Watson, Cristo e yuca su cuñado e invitado también, me critica las grandes proporciones de alimentos que llevaba tres cajas de latas de un producto que fabricaban donde yo llevaba la contabilidad, consolidada de alimentos de sabores a fresa vainilla y chocolate una cuenta de pan francés, hallaquitas, unas bolsas de chicharrón y marrano frito, yo le conteste déjame tranquilo con mi vaina tu sabes que si sobra se los regalo a los campesinos y mejor que sobre a que falte ah y las botellas de ron y coca cola, partimos y llegamos al rio con un palo de agua arrecho, el jeep de lona donde entraba agua por todas partes, pero siempre disfrutando del paseo, el lanchon que nos pasa a Arismendi está suspendido el paso, tenemos que quedarnos allí atascado en los pases, bajamos al rio a pescar y nada Watson quiere prender el reverbero para hacer café y se incendia para apagarlo hubo con un palo echarlo al rio para que se apagara, Cristo e yuca lo consigo en el jeep echándole diente a las hallaquitas y pescando chicharrones nadadores en compañía de Haroldito cuñado también de Watson, ya para la tarde sin poder pescar nada y el hambre apremia a comer pan con bátelo bátelo ya que los chicharrones nadaban dentro del jeep al igual que las hallaquitas se salvo el pan por están envuelto en bolsas plásticas, allí es donde la crítica de Cristo e yuca tiene que comérsela también, total que le cayeron como cochino al nepe. Nos regresamos contentos porque fue un viaje diferente llegamos a el baúl donde tengo unos grandes amigos boticarios y nos recibieron excelentemente nos llevaron a un restaurant a comer carne asada en vara, comimos los que llaman neonato que es el becerro recién nacido buenísima y tiernita carne, todos contentos por el viaje regresamos a Valencia y Turmero,  El camino son tus pies y tu mochila tu corazón y tu alma tus pensamientos tu cabeza y tus amigos.  ya por el camino venimos conversando y planificando el próximo viaje días de carnaval para el aguaro guariquito, lugar de encantos de una naturaleza rica en fauna y flora allí vamos familias completas, los Graff, los flores los quiñones los Ecarri los quevedos y otros, llevamos un camión 350 que lleva una cava que le caben 30 cajas de cerveza, los quevedos sus wagoneer, Watson y Haroldito sus jeeps, yo mi impala  y salió la caravana de Turmero vía camatagua san Rafael de orituco chaguaramas las mercedes  buena vista Mauricio Santa Rita, cruzamos hacia el monasterio  allí entramos por las picas y huellas hechas por los carros que viajan hacia allí, Watson hace un cuadro de la entrada que tengo yo, la primera entrada  donde descansamos segunda cerveza como brindis mas el lunch y seguimos llegamos a un sitio maravilloso un rio que es el aguaro donde se exhiben las toninas con sus lindos bailes que nos agradan  a la vista, sin embargo personas salvajes y sub desarrolladas disparándoles cosa que nos disgusto y le gritamos todo tipo de improperios y se fueron calladitos, Luis arno se va rio abajo con su carga de cervezas en una cavita y saca que saca pavones y dos palambras diente león Ese sí que es un campeón como pescador de orilla, como el Magallanes no hay quien le gane es lo mismo que Watson para comer guabina que tiene dientes hasta en los ojos, va masticando y reuniendo la espina en un lado del cachete al terminar bota el espinero que bárbaro, allí cada quien carga su bastimento, su botella de whiskey porque si no se la tragan los caricari y la verdad no hay masa pa tanta gente, llega la tarde y comienza la búsqueda del sitio para colgar su hamaca, el isleño y sus isleñitos el papa de los caricari son aprendices de pesca, pero no aceptan lo de guataneros. Doña rosa Quevedo con Alida preparan la cena los rezagados tiene que freír sus pavones como siempre Luis Arno Watson y yo que tenemos la fiebre de pescar  llegamos tarde, encontramos a los jugadores de domino  y los de bolas criolla en plena faena amenizando con música y la cervecita fría, una vida muy dura que comunismo tan vergatario dicen otros. Lo más parecido al cielo es la amistad. Solo tres días son poco tiempo para hacer balance, pero no hay metas, el camino, la gente, las experiencias y las enseñanzas  de los peregrinos son las metas más bonitas. Vivir caminar… es importante, el por donde más importante el con quien.. Pero lo esencial es como te sientes y como te comportas tu. Caen las sombras de la noche Llega el momento de prender la planta y de colgar las hamacas, de armar las carpas pa los que duermen en ellas, tenemos show-man Luis Alberto se  mete con todo  el mundo declama hecha chistes bebe come y jode hasta más no poder es un fastidio tolerable.   Hay que marcar los territorios para hacer las necesidades, mujeres por un lado y hombres por otro, los guataneros componiendo el pescado y poniéndolo  primero en las cavas pequeñas y luego en la grande para evitar abrirlas mucho evitando el desgaste del hielo, en la noche el rio era una maravilla encandilados por las diferentes luces  de los ojos de caimanes babos tortugas galápagos y peces mas los luceros que se reflejaban en el agua nos embelesaban en la oscuridad de la noche más la encantadora luna que parecía nadar  y juguetear al moverse con las olas del rio, y una melodía convertida en bolero canción cantada por Alfredo Sadel qué salía de la radio de Luis Arno que acurrucado en su hamaca soñaba con su amor que se quedo en valencia y yo sentado a la orilla del rio viendo el espectáculo de luces y pensando también en el amor que uno deja por no gustarle la pesca ni montes  ni ríos, allá ellas de lo que se pierden. La melancolía es la felicidad de estar triste, el mayor placer, estando sanos, es el descanso tras el trabajo. La envidia que corroe el alma al ver a Watson y los Quevedo con sus respectivas esposas que disfrutaban al igual que sus curruñes. Después de dormir plácidamente cansado por la actividad de pesca y con los hipnóticos traguitos y tragotes nos despierta el olor a pisillo de carne seca para el relleno de las arepas y desayunar bien para empezar de nuevo la faena de pesca, hacer lo que verdaderamente nos gusta que felicidad, me gusta ser feliz es más divertido, es increíble lo bien que uno se siente cuando cree en lo que está haciendo y lo disfruta, busco a Luis y Watson que salieron temprano a pescar,  menos mal que dejan la huella y uno la sigue y lo encuentra el rastro son las perolitas  de cerveza vacías que va dejando uno al tocarlas si están frías esta cerca, aprovecha para juntarlas y meterlas a la bolsa para la basura, ya viene de regreso con la carga de pavones no pueden con ellos, tremendo pescadores de orilla ellos nacieron con la piedra del pescado, a quien dios se lo da san Pedro se lo bendice. Celebración mas celebración hasta bailando todo tipo de música hasta altas horas de la noche la juventud no permite que haya resaca ni ratón y uno se levanta fresquecito con ganas de una cerveza bien fría Watson apoya y me acompaña, no somos hombres de café las comidas se pasan con un buen trago esta vez me acompaña Watson a pescar el está empeñado en comer raya se propone y lo logra saca tres y me dice el almuerzo es raya esmechada para comer con plátano verde asado y en realidad fue una divinidad, dentro de la pesca hemos agarrado como cuatro terecayas y pronostica el almuerzo de mañana es guisada con arroz otro bocado de maravillas.la felicidad no se encuentra se crea cualesquiera que sean tus circunstancias tienes en ti mismo el poder y la capacidad de crear tu propia felicidad, en todos caminos siempre hay un desvió para ir a la felicidad. El alcohol lo conserva todo menos los secretos. En una mañana comienza a llover fuerte la trilla del camino se pierde le digo a Nelson y Luis  y mis hijos Nick y Neil nos vamos el impala se puede pegar y así arrancamos en segundado y llegamos al paso un caño que comienza a crecer y le entro a toda velocidad logrando llegar a la otra orilla detrás de mi venia el profesor Máximo Rivero cuñado de Watson con su wagoneer doble tracción por si acaso me pegaba, decidimos regresarnos todos y llegamos a Turmero donde hubo la repartición de los pescados y cada quien para su casa, cansados pero contentos un viaje sin ningún tropiezo.

Ya hemos bautizado a Watson como don gato y su pandilla y planificamos próximo viaje a la represa las majaguas situadas en las cercanías de agua blanca san Rafael de onoto y la miel en el estado portuguesa como de costumbre hacemos los fondos entre todos para los gastos de viaje y estadía, algunos llevan carpas otros hamacas con mosquiteros y llegamos haciendo campamento cada quien coge su sitio cuelga su hamaco otros arman su carpa, todo cercano a la represa esta vez llevamos un bote para movilizarnos dentro de la represa, a son las tres de la tarde algunos pescan con masita para sacar las sardinas que sirven de carnada Watson y yo con un pedazo de mosquitero lo arrastramos por la orilla y sacamos camarones y sardinitas para carnada, otros pescan con  artificial Watson dice busquen un pote para sacar suficiente y hacer arroz con pavón y camarones y así fue, tremenda cena, mas la brindada por la llegada feliz y campamento listo. Esa noche fue terrible de invitada iba una española amiga que como bastimento llevaba un molde plástico como con dos kilos de frijoles con patica de cochino y chorizo listos para calentar y comer y estaban tan sabrosos que todos comimos y los ronquidos por la boca y el trasero esa noche fue de película por la mañana el comentario y las risotadas echándole los peos a la española al principio seria luego sus carcajadas. Un error táctico no se marco el territorio para  las necesidades de hombres y mujeres yo caminos por debajo de la ladera cuando siento un animal que viene rodando oh sorpresa Alida se resbalo y se vino con todo y caca qué tuvo que

 tirarse a la represa a bañarse eso cuando se cuenta fue risa y risa. Salgo  con Watson Luis arno y Alirio en el bote a pescar y estamos sacando pavones en ese momento vemos a Luis que está luchando con un pez grande cuando lo saca oh sorpresa el pavón grande estaba expulsando un anzuelo por el culito y tenía la argollita afuera y el anzuelo de Luis lo pesco por esa argollita algo insólito si nosotros no estamos allí no le creemos lo que sucedió, todo motivo era un brindis. Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías, mientras que aguardan la gran felicidad, solo  puede ser feliz siempre el que sepa ser feliz con todo. La pesca fue excelente, la música excelente los juegos de dominó la conversa  excelente, dentro de todo lo feliz que uno puede ser, algo siempre me falta mi querido amor a mi lado, pero lamentablemente no le gusta este tipo de deporte, Watson siempre con su mujer y sus hijos en cada viaje que envidia. Al levantar el campamento y recoger las carpas debajo de ellas estaba lleno de alacranes menos mal que no llegaron a entrar a la carpa estaban reunidos aprovechando el calor.

 

El placer de ver el sol naciente jugueteando con las nubes y creando  imágenes sorprendentes me hace olvidar de cualquier sinsabor que pueda haber en mí.

Un negro que escribe

Valencia, 6 de e

nero del 2012

 

 

 

 

 

           

 

 NICK WATSON Y NOSOTROS

 

Conozco a Nick Watson para el mes de junio de 1958, dolidos los dos por unas irreparables perdidas,  Nick sus dos hermanos y suegra y yo mi padre en diferentes accidentes de tránsito los días 6 y 7 de junio, llego a caracas vía Barcelona para terminar mi segundo año de bachillerato, después de visitar a mis tíos Ramón Y Lala, hospitalizados en el hospital universitario, ella en la clínica attias, gracias a dios en recuperación a mi tía Lala le ocultan la muerte de sus dos hijos y de ello me previenen al entrar Mirna y Leticia dejo un dolor inmenso al marcharme, lo siento en el alma, agregar más dolor a mis sentimientos y sigo a Barcelona a terminar mi segundo año de bachillerato y de vuelta a Caracas, ellos mudados a vista alegre, ya que su casa en el paraíso por esos mismos días fue inundada por creciente del rio Guaire, el agua y barro llego a una cuadra más arriba, mi tío Juan que dormía en el segundo piso lo despierta un chapoteo de agua  cuando se levanta mete las piernas en el agua, entro en pánico y más cuando oye los gritos de los vecinos pidiendo auxilio  comienza  a gritar y  más cuando vio los muebles nadando en el segundo piso y el Volkswagen de Nick Watson igual en el garaje y se asoma al balcón y el agua llega hasta la esquina de la cuadra, su lógico desespero no lo ayuda a resolver su situación, gracias a dios los breaker se dispararon y que fue saliendo el sol, defensa civil actuó y lograron rescatarlos, las aguas bajaron rápidamente, lo que quedo fue un barrialeros del carajo en ese momento llego allí, y me encuentro a Nick Watson tiene una herida grande en el  brazo  y en compañía de un amigo  compañero de trabajo de apellido Barreto que después sería su cuñado. Me cuenta del accidente nos despedimos y sigo viaje a Bobures a recoger a mama y Nelson y arreglar todos los asuntos de la entrega del telégrafo , que sentimientos de profundo pesar ver un alma solitaria que a veces llora otras veces ríe, la veo como una zaranda dando vueltas y vueltas como si se negara a salir de esa casa donde deja parte de su vida, quedan sus sueños su recuerdos una vez alegres una veces tristes, se sienta en la cama y llora, mueve la cobija para allá, para acá como buscando el ser que se le ha ido, la muerte es una quimera, porque mientras yo éxito, no existe la muerte y cuando existe la muerte ya no éxito yo. Por mi parte yo quedo sin el amor de un padre y sin el soporte económico para seguir con mis estudios y con el dolor profundo por la ida física de un padre, inesperada por demás, regresan a mi mente los recuerdos del amor perdido, sin poder tener a linda para amortiguar el dolor.

Lo imposible está seguro, pero tal vez sea dios todo el silencio que queda de los hombres es imposible estar seguro, pero acaso dios sea la soledad total irrevocable más grave que la tuya o que la mía, por lo menos más grave que la mía que es soledad tan solo, cuando el viejo crepúsculo me mira como un toro furioso y yo no tengo a mano tus sabios labios para olvidarme de todo lo que temo, es imposible estar seguro. ¡Se acercan casi todos los habitantes  del pueblo a darnos el pésame, tengo que limitar la llegada aduciendo que está dormida, el llanto cada vez que llega una persona se  hacen mas dolorosos. Si yo se que tu eres y tu sabes que yo soy, quien va a saber quién soy yo, cuando tu no estés. De nuevo a recoger los muebles y regalarlos a las personas que necesitaran de ellos e irnos para Caracas con las maletas con la mejor ropa posible, había que aliviar la carga, de por sí ya iba liviana, el alma sola el corazón triste faltaba lo más querido íbamos a la casa de mis tíos que gentilmente nos ofreció asilo, diría mi tío éramos mucho y pario la suegra pues  en la casa había padre madre seis hijos el servicio y ocho comensales mas nosotros tres que llegábamos sumábamos 19.alli estaban unas increíbles y lindas chicas, la Ron, la roquebroun,y la inolvidable y recordada Santa rojas segunda madre de Alex. Hoy en día tenemos casas más grandes y familias más pequeñas, más comodidades pero menos tiempo. Watson me invita a conocer Caracas, vamos por la avenida Urdaneta y yo mirando los edificios tan altos, se da cuenta el primo y me dice, mira las muchachas, son más bonitas que los edificios, primo primera vez que los veo y tan altos, yo vengo del campo, así pasa la mañana y nos regresamos a la casa, hemos congeniado mucho y quedamos en salir pero a tomarnos unas cervecitas, yo no tomo ni fumo primo, una o dos no hacen daño, está bien primo  Nelson a través de unos vecinos de nombre león Paradise administrador del hospital consigue trabajo en el hospital Vargas en el departamento de  farmacia, allí se destaca y comienza a macerar anís, canelita y se convierte en nuestras bebidas de fin de semana, la ¡imaginación es más importante que el conocimiento¡ me cuenta Nelson que algunos médicos se  pegaban el trago. El tiempo pasa y los recuerdos quedan. Mientras tanto yo, hablo con Leticia prima inolvidable ella es cuñada de la Lupe extraordinaria mujer, quien es novia de Miguel Ángel Torres gerente de servicios de Burroughs c a, el me consigue entrevista y me hacen un test e ingreso como cajero en el año 1958, sueldo 500 bolívares mensuales, conseguimos apartamento en alquiler en un edificio en las palmas.  Se aglutina lo que queda de la familia, de allí nos mudamos al edificio appia en la avenida victoria, viene como ayuda de pensionado Ascensión Ojeda, excelente persona, estudiaba en la técnica industrial y practicaba la lucha olímpica luego Miguel Rojas Graffe, estupendo primo, estudia periodismo en la universidad central, retribuyendo mi estancia en su casa en Barcelona, no hay lejanía de familia como ahora, donde comían tres comían diez y mas con sopa continental que salió para la época, ayudadita con papitas picaditas mas fideítos cilantro y huevos que se le echaban cuando estaba hirviendo.

La puerta del cielo es redonda, o, al menos curvilínea. No creo que nadie sea capaz de imaginarse un cielo cuadrado, o rectangular. El cielo tiene magia, ondas, alma, sueños, luces frescas, estrellas dulces… el cielo tiene sorpresas. El cielo tiene secretos. El cielo tiene mil curvas pobladas de diamantes, el cielo tiene a Erlinda y tiene a prospero y tiene a José, está lleno de almas nobles y caritativas. Una tarde lluviosa y tormentosa recibo a Watson angustiado, quiero que me acompañes a santa teresa del tuy, mi papa se volcó en las raízas, claro que si, salimos lo más rápido posible y con la prudencia necesaria por el mal tiempo reinante. Llegamos al sitio gracias a dios a mi tío y al chofer llamado pelo e cochino no les sucedió nada, ya una grúa estaba trabajando en sacar la camioneta menos mal por ser llano cayó en un barranca de más o menos un metros se traen la camioneta para caracas al taller que la repararía era un willys, mi tío y pelo e cochino se vienen con nosotros  y primera vez que me hecho un palo de ron seco, tosí estornudé, se justificaba el brindis, estaban vivos.

Me compro un Fiat 600 nuevo de agencia por 5.000.oo doy de inicial 500 bolívares y quedo pagando 250.oo bolívares mensuales lo guardo en el garaje de la quinta perla de vista alegre. Ya que no se manejar, un día llega un tío Jesús bouto a caracas y me dice que él sabe manejar y sacamos el carrito pero veo que corcovea mucho al arrancar y no es muy diestro en el manejo, de broma  choca, le digo tío deme el carro me monto y con la teoría que había aprendido en el volvo de Watson que me daba la colas al trabajo yo observaba cuando metía la velocidad y soltando el croché suavemente igualmente con los cambios de velocidad,  me metí manejando en el transito como un experto como si tuviera años manejando desde allí me iba todos los días al trabajo manejando.¡ Para llegar lejos hay que ir despacio¡ Nick Watson tenia novia en el cementerio, Alida Rivero pronto a casarse como en efecto lo hicieron no antes de disfrutar los viajes a una casita que tenía mi tío Ramón en guatopo antes de convertirlo en parque nacional , lugar paradisiaco, que divino oír el murmullo de los bosques quebradas con pequeñas cascadas, exuberante vegetación, helechos en cantidades rica en fauna y flora los riachuelos tenia langostinos  o bogavantes  a los  que agarrábamos con guantes para evitar las pinchadas de sus tenazas cuando ellos se pegaban a  comer a la yuca pelada  también había sardinas las cuales agarrábamos con tela de mosquitero.la ocasión era propicia para un baño. El frio fuerte teníamos que mitigarlo con anís el mono azul o rojo otros con ron seco otros cuba libre, brandy Cardenal Mendoza, Terry,  capa negra, duque de alba, el whiskey de moda presidente, old párr, o campanee su Bell amigo.las cerveza caracas la preferida,  Las comidas suculentas de parrilla con yuca y un plato de huaracaras con arroz eran una  bendición que bajaba del cielo,  a la brasa iban los bogavantes como pasa palos, disfrutábamos de un fin de semana muy especial, durmiendo en hamacas y en camas ya que la casa estaba bien equipada. El domingo regresábamos a nuestras casas libre de preocupaciones, ya que se acabaron las despreocupaciones.la contemplación de la naturaleza me ha convencido de que nada de lo que podamos imaginar es increíble. que felicidad es la compañía del susurro del arroyo, el silbar de los vientos en la vegetación acompañado por luz de luna, por la conversa de un amigo, por el cantar de los batracios, por la luz de las luciérnagas, por el run run del mecer de las hamacas, el crepitar de un pisillo en el caldero, y el divino ruido drip drop que hace el caer el liquido de la botella al vaso, y ese sonido que producen las piedras de dominó en el juego y el golpe fuerte contra la mesa al trancar la cochina,  los chistes jocosos excelentes y encendidos de los concurrentes así va uno quedándose dormido, Watson como le llamamos su hobby es tomar fotos con su cámara konica y aprovecha para captar los que juegan, los y las que cocinan, los que se bañan, los que posan y posan, total es un fin de semana maravilloso, sin olvidarnos de los anfitriones mi tío Ramón y Lala maravillosos y excelentes que disfrutan a unísono con nosotros, son los  padres de Watson. Declaran parque nacional esta zona maravillosa, ya tenemos que cambiar de un sitio paradisiaco a pasar los fines de semana y escogemos san Rafael de orituco lugar de nacimiento de mi tío y algunos de sus hijos y yo que soy gracitano de pura cepa, llegamos a casa de la señora de la bondad y queridísima e inolvidable Juana Rosa quien con su característica atención nos preparaba el corredor  para colgar las hamacas y a las mujeres habitaciones, me siento absorbido por esa magia que produce el licor, la música, la parranda, pero sin perder el respeto, ya entrada las nueve de la noche, Watson dice  vamos a buscar a Cipriano y silba para que salga la perrita macagua  cazadora que esta debajo del carro y sale  batiendo esa cola, llegamos a donde Cipriano, entra Watson a conversar, la conversa es larga y uno con la angustia inquietante de la espera, por fin salen de la casa con morral, china y chicura y el bendito perro pantero siempre enjustanado, cogemos monte adentro yo con la chicura y sin linterna, los únicos que la llevan son Watson y Cipriano, mi primera experiencia como cazador, decía pa mis adentro carajo como no traje una linterna iba pegado como garrapata en culo e yegua, por fin ladran los perros y salen en carrera detrás de los perros y yo por no quedarme atrás atravesé la chicura y fui regendiendo monte en carrera, Watson y Cipriano se pararon pensando que era un animal que venía detrás de ellos, negro palo susto, susto el mío que me iba a quedar solo en ese montarascal, seguimos y yo pegaito al lado pues y conseguimos en hueco los perros ladrando, hacemos un cerco pegado al hueco y yo comienzo a abrir más grande el huraco allí estaba el cachicamo y Cipriano lo mata con un rolazo por la cabeza, tenemos   comida segura , el genio que necesita cavar para comer, tiene escasos medios para dejar constancia de su genialidad continuamos y los perro vuelven a ladrar y los seguimos, la misma operación que el primero, ya van dos, a todas estas la foto de rigor y a sentarnos a echarnos un palo con tranquilidad,  mirándonos con el corazón, ayudarnos mutuamente y atender cualquier dolor por golpe recibido dándole su soba correspondiente, buscándole las pastillas de roter en la marusa de Watson para su gastritis. levantamos campamento y seguimos caminando y yo como guatanero con los dos cachicamos agarrados por el rabo La  carga se hace pesada en total agarramos cuatro, y la carga se hizo más pesada, gracias a dios llegamos a la orilla del ríos y allí nos acostamos a descansar a oír el canto de los grillos y ver  ese bonito cielo estrellado titilando las estrellas y esperando que reviente el alba como a la cinco de la mañana y nos echamos unos cuantos palos mas, arreglamos los cachicamos  y le sacamos las tripas y los lavamos, quedaron listos limpiecitos el desayuno iba hacer desmechado guisado con arepa caliente, bocado de cardenal, por primera vez pruebo la carne de este animal, conocido por otros como  armadillo, son experiencias en la vida tan maravillosas que ser alguno debe perderse, enfrentarse a la noche y sus peligros, sacar de las cuevas animales asustados por el hombre y los perros, celebrar tomando ron los trofeos obtenidos, arreglar en el rio la carne lista para el caldero y comerla con arepa caliente, con su respectiva mantequilla y acompañado de cerveza bien fría y con la excelente compañía de amigos y familia. Es una verdadera obra de teatro el hombre que no se contenta con poco, no se contenta con nada, así ves volando los caricari sacando de la brasa las arepas, explico los cari cari son las personas que sentadas sin colaborar en nada esperan impacientes la comida agarran las arepas de la parrilla caliente y se van soplándola para abrirlas y rellenarlas con pisillo mantequilla y queso que vida tan dura la de esos canallas, no esperan que pongan la mesa, su felicidad comer debajo de un matapalo, el que no  busca la felicidad es el que la encuentra, es increíble lo bien que uno se siente cuando cree en lo que está haciendo y lo disfruta.

Nos preparamos para una fiesta en casa de la familia de mas abolengo en san Rafael de orituco, ya se tiene luz eléctrica de cadafe estará amenizada por la banda de nuestro  querido Tobías Álvarez acompañado por la calidad de sus integrantes, dentro de ellos el famoso y popular chalino virtuoso del violín, alternaban con el pick-up donde ya sonaban los discos de la billos caracas boys y sus guaracheros Cheo Garcia y sus bolerista el puma y sus canciones baile pasito  tun tun, Javier Solís, Pedro infante Luis Aguilar, Mirna la primerísima, la  negrita cariñosa, Edith salcedo, todos los famosos bailes con la billos, los melódicos, Porfi Jiménez con su culucucu, saca y mete, merenquetengo aquí para ti.

Watson disfrutaba de su carro volvo, su conversa giraba siempre en lo bueno que era su carro, viajábamos por las sabanas hacia el rio aguaro, subía los cerros de paya, guatopo, pescábamos en rio verde, las quebradas de san Rafael, represa de Altagracia hato la culebra, el muerto, rio guariquito, portuguesa, taguay, las majaguas, Guárico, apure, Arismendi, tuy, camatagua la búsqueda de la iguanas para disfrutar de sus huevos que  duraban en el carro hasta que los consiguiéramos hasta más de seis meses y de sus carnes los bienes son para aquellos que saben disfrutarlos, ese  carro nos llevo a donde chucho perdió el tetero, la patota dirigida por don gato y sus pandilla dirigida por Watson a quien le dimos el titulo de don gato, el era jugador de bolas, la posición de pícher en beisbol pescador de orilla empedernido, cazador con perros no le gustaban las armas, la única arma y era bueno con la china, ajilaba con todo y era bueno en toda actividad, dibujante técnico, constructor, cantante, bailador, jugador de chapita buen bateador, muy reservado en cosas de amores, batallador con la vida, en el viaje realizado a Arismendi invitado por Watson, Cristo e yuca su cuñado e invitado también, me critica las grandes proporciones de alimentos que llevaba tres cajas de latas de un producto que fabricaban donde yo llevaba la contabilidad, consolidada de alimentos de sabores a fresa vainilla y chocolate una cuenta de pan francés, hallaquitas, unas bolsas de chicharrón y marrano frito, yo le conteste déjame tranquilo con mi vaina tu sabes que si sobra se los regalo a los campesinos y mejor que sobre a que falte ah y las botellas de ron y coca cola, partimos y llegamos al rio con un palo de agua arrecho, el jeep de lona donde entraba agua por todas partes, pero siempre disfrutando del paseo, el lanchon que nos pasa a Arismendi está suspendido el paso, tenemos que quedarnos allí atascado en los pases, bajamos al rio a pescar y nada Watson quiere prender el reverbero para hacer café y se incendia para apagarlo hubo con un palo echarlo al rio para que se apagara, Cristo e yuca lo consigo en el jeep echándole diente a las hallaquitas y pescando chicharrones nadadores en compañía de Haroldito cuñado también de Watson, ya para la tarde sin poder pescar nada y el hambre apremia a comer pan con bátelo bátelo ya que los chicharrones nadaban dentro del jeep al igual que las hallaquitas se salvo el pan por están envuelto en bolsas plásticas, allí es donde la crítica de Cristo e yuca tiene que comérsela también, total que le cayeron como cochino al nepe. Nos regresamos contentos porque fue un viaje diferente llegamos a el baúl donde tengo unos grandes amigos boticarios y nos recibieron excelentemente nos llevaron a un restaurant a comer carne asada en vara, comimos los que llaman neonato que es el becerro recién nacido buenísima y tiernita carne, todos contentos por el viaje regresamos a Valencia y Turmero,  El camino son tus pies y tu mochila tu corazón y tu alma tus pensamientos tu cabeza y tus amigos.  ya por el camino venimos conversando y planificando el próximo viaje días de carnaval para el aguaro guariquito, lugar de encantos de una naturaleza rica en fauna y flora allí vamos familias completas, los Graff, los flores los quiñones los Ecarri los quevedos y otros, llevamos un camión 350 que lleva una cava que le caben 30 cajas de cerveza, los quevedos sus wagoneer, Watson y Haroldito sus jeeps, yo mi impala  y salió la caravana de Turmero vía camatagua san Rafael de orituco chaguaramas las mercedes  buena vista Mauricio Santa Rita, cruzamos hacia el monasterio  allí entramos por las picas y huellas hechas por los carros que viajan hacia allí, Watson hace un cuadro de la entrada que tengo yo, la primera entrada  donde descansamos segunda cerveza como brindis mas el lunch y seguimos llegamos a un sitio maravilloso un rio que es el aguaro donde se exhiben las toninas con sus lindos bailes que nos agradan  a la vista, sin embargo personas salvajes y sub desarrolladas disparándoles cosa que nos disgusto y le gritamos todo tipo de improperios y se fueron calladitos, Luis arno se va rio abajo con su carga de cervezas en una cavita y saca que saca pavones y dos palambras diente león Ese sí que es un campeón como pescador de orilla, como el Magallanes no hay quien le gane es lo mismo que Watson para comer guabina que tiene dientes hasta en los ojos, va masticando y reuniendo la espina en un lado del cachete al terminar bota el espinero que bárbaro, allí cada quien carga su bastimento, su botella de whiskey porque si no se la tragan los caricari y la verdad no hay masa pa tanta gente, llega la tarde y comienza la búsqueda del sitio para colgar su hamaca, el isleño y sus isleñitos el papa de los caricari son aprendices de pesca, pero no aceptan lo de guataneros. Doña rosa Quevedo con Alida preparan la cena los rezagados tiene que freír sus pavones como siempre Luis Arno Watson y yo que tenemos la fiebre de pescar  llegamos tarde, encontramos a los jugadores de domino  y los de bolas criolla en plena faena amenizando con música y la cervecita fría, una vida muy dura que comunismo tan vergatario dicen otros. Lo más parecido al cielo es la amistad. Solo tres días son poco tiempo para hacer balance, pero no hay metas, el camino, la gente, las experiencias y las enseñanzas  de los peregrinos son las metas más bonitas. Vivir caminar… es importante, el por donde más importante el con quien.. Pero lo esencial es como te sientes y como te comportas tu. Caen las sombras de la noche Llega el momento de prender la planta y de colgar las hamacas, de armar las carpas pa los que duermen en ellas, tenemos show-man Luis Alberto se  mete con todo  el mundo declama hecha chistes bebe come y jode hasta más no poder es un fastidio tolerable.   Hay que marcar los territorios para hacer las necesidades, mujeres por un lado y hombres por otro, los guataneros componiendo el pescado y poniéndolo  primero en las cavas pequeñas y luego en la grande para evitar abrirlas mucho evitando el desgaste del hielo, en la noche el rio era una maravilla encandilados por las diferentes luces  de los ojos de caimanes babos tortugas galápagos y peces mas los luceros que se reflejaban en el agua nos embelesaban en la oscuridad de la noche más la encantadora luna que parecía nadar  y juguetear al moverse con las olas del rio, y una melodía convertida en bolero canción cantada por Alfredo Sadel qué salía de la radio de Luis Arno que acurrucado en su hamaca soñaba con su amor que se quedo en valencia y yo sentado a la orilla del rio viendo el espectáculo de luces y pensando también en el amor que uno deja por no gustarle la pesca ni montes  ni ríos, allá ellas de lo que se pierden. La melancolía es la felicidad de estar triste, el mayor placer, estando sanos, es el descanso tras el trabajo. La envidia que corroe el alma al ver a Watson y los Quevedo con sus respectivas esposas que disfrutaban al igual que sus curruñes. Después de dormir plácidamente cansado por la actividad de pesca y con los hipnóticos traguitos y tragotes nos despierta el olor a pisillo de carne seca para el relleno de las arepas y desayunar bien para empezar de nuevo la faena de pesca, hacer lo que verdaderamente nos gusta que felicidad, me gusta ser feliz es más divertido, es increíble lo bien que uno se siente cuando cree en lo que está haciendo y lo disfruta, busco a Luis y Watson que salieron temprano a pescar,  menos mal que dejan la huella y uno la sigue y lo encuentra el rastro son las perolitas  de cerveza vacías que va dejando uno al tocarlas si están frías esta cerca, aprovecha para juntarlas y meterlas a la bolsa para la basura, ya viene de regreso con la carga de pavones no pueden con ellos, tremendo pescadores de orilla ellos nacieron con la piedra del pescado, a quien dios se lo da san Pedro se lo bendice. Celebración mas celebración hasta bailando todo tipo de música hasta altas horas de la noche la juventud no permite que haya resaca ni ratón y uno se levanta fresquecito con ganas de una cerveza bien fría Watson apoya y me acompaña, no somos hombres de café las comidas se pasan con un buen trago esta vez me acompaña Watson a pescar el está empeñado en comer raya se propone y lo logra saca tres y me dice el almuerzo es raya esmechada para comer con plátano verde asado y en realidad fue una divinidad, dentro de la pesca hemos agarrado como cuatro terecayas y pronostica el almuerzo de mañana es guisada con arroz otro bocado de maravillas.la felicidad no se encuentra se crea cualesquiera que sean tus circunstancias tienes en ti mismo el poder y la capacidad de crear tu propia felicidad, en todos caminos siempre hay un desvió para ir a la felicidad. El alcohol lo conserva todo menos los secretos. En una mañana comienza a llover fuerte la trilla del camino se pierde le digo a Nelson y Luis  y mis hijos Nick y Neil nos vamos el impala se puede pegar y así arrancamos en segundado y llegamos al paso un caño que comienza a crecer y le entro a toda velocidad logrando llegar a la otra orilla detrás de mi venia el profesor Máximo Rivero cuñado de Watson con su wagoneer doble tracción por si acaso me pegaba, decidimos regresarnos todos y llegamos a Turmero donde hubo la repartición de los pescados y cada quien para su casa, cansados pero contentos un viaje sin ningún tropiezo.

Ya hemos bautizado a Watson como don gato y su pandilla y planificamos próximo viaje a la represa las majaguas situadas en las cercanías de agua blanca san Rafael de onoto y la miel en el estado portuguesa como de costumbre hacemos los fondos entre todos para los gastos de viaje y estadía, algunos llevan carpas otros hamacas con mosquiteros y llegamos haciendo campamento cada quien coge su sitio cuelga su hamaco otros arman su carpa, todo cercano a la represa esta vez llevamos un bote para movilizarnos dentro de la represa, a son las tres de la tarde algunos pescan con masita para sacar las sardinas que sirven de carnada Watson y yo con un pedazo de mosquitero lo arrastramos por la orilla y sacamos camarones y sardinitas para carnada, otros pescan con  artificial Watson dice busquen un pote para sacar suficiente y hacer arroz con pavón y camarones y así fue, tremenda cena, mas la brindada por la llegada feliz y campamento listo. Esa noche fue terrible de invitada iba una española amiga que como bastimento llevaba un molde plástico como con dos kilos de frijoles con patica de cochino y chorizo listos para calentar y comer y estaban tan sabrosos que todos comimos y los ronquidos por la boca y el trasero esa noche fue de película por la mañana el comentario y las risotadas echándole los peos a la española al principio seria luego sus carcajadas. Un error táctico no se marco el territorio para  las necesidades de hombres y mujeres yo caminos por debajo de la ladera cuando siento un animal que viene rodando oh sorpresa Alida se resbalo y se vino con todo y caca qué tuvo que

 tirarse a la represa a bañarse eso cuando se cuenta fue risa y risa. Salgo  con Watson Luis arno y Alirio en el bote a pescar y estamos sacando pavones en ese momento vemos a Luis que está luchando con un pez grande cuando lo saca oh sorpresa el pavón grande estaba expulsando un anzuelo por el culito y tenía la argollita afuera y el anzuelo de Luis lo pesco por esa argollita algo insólito si nosotros no estamos allí no le creemos lo que sucedió, todo motivo era un brindis. Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías, mientras que aguardan la gran felicidad, solo  puede ser feliz siempre el que sepa ser feliz con todo. La pesca fue excelente, la música excelente los juegos de dominó la conversa  excelente, dentro de todo lo feliz que uno puede ser, algo siempre me falta mi querido amor a mi lado, pero lamentablemente no le gusta este tipo de deporte, Watson siempre con su mujer y sus hijos en cada viaje que envidia. Al levantar el campamento y recoger las carpas debajo de ellas estaba lleno de alacranes menos mal que no llegaron a entrar a la carpa estaban reunidos aprovechando el calor.

 

El placer de ver el sol naciente jugueteando con las nubes y creando  imágenes sorprendentes me hace olvidar de cualquier sinsabor que pueda haber en mí.

Un negro que escribe

Valencia, 6 de e

nero del 2012

 

 

 

 

 

           

 

 NICK WATSON Y NOSOTROS

 

Conozco a Nick Watson para el mes de junio de 1958, dolidos los dos por unas irreparables perdidas,  Nick sus dos hermanos y suegra y yo mi padre en diferentes accidentes de tránsito los días 6 y 7 de junio, llego a caracas vía Barcelona para terminar mi segundo año de bachillerato, después de visitar a mis tíos Ramón Y Lala, hospitalizados en el hospital universitario, ella en la clínica attias, gracias a dios en recuperación a mi tía Lala le ocultan la muerte de sus dos hijos y de ello me previenen al entrar Mirna y Leticia dejo un dolor inmenso al marcharme, lo siento en el alma, agregar más dolor a mis sentimientos y sigo a Barcelona a terminar mi segundo año de bachillerato y de vuelta a Caracas, ellos mudados a vista alegre, ya que su casa en el paraíso por esos mismos días fue inundada por creciente del rio Guaire, el agua y barro llego a una cuadra más arriba, mi tío Juan que dormía en el segundo piso lo despierta un chapoteo de agua  cuando se levanta mete las piernas en el agua, entro en pánico y más cuando oye los gritos de los vecinos pidiendo auxilio  comienza  a gritar y  más cuando vio los muebles nadando en el segundo piso y el Volkswagen de Nick Watson igual en el garaje y se asoma al balcón y el agua llega hasta la esquina de la cuadra, su lógico desespero no lo ayuda a resolver su situación, gracias a dios los breaker se dispararon y que fue saliendo el sol, defensa civil actuó y lograron rescatarlos, las aguas bajaron rápidamente, lo que quedo fue un barrialeros del carajo en ese momento llego allí, y me encuentro a Nick Watson tiene una herida grande en el  brazo  y en compañía de un amigo  compañero de trabajo de apellido Barreto que después sería su cuñado. Me cuenta del accidente nos despedimos y sigo viaje a Bobures a recoger a mama y Nelson y arreglar todos los asuntos de la entrega del telégrafo , que sentimientos de profundo pesar ver un alma solitaria que a veces llora otras veces ríe, la veo como una zaranda dando vueltas y vueltas como si se negara a salir de esa casa donde deja parte de su vida, quedan sus sueños su recuerdos una vez alegres una veces tristes, se sienta en la cama y llora, mueve la cobija para allá, para acá como buscando el ser que se le ha ido, la muerte es una quimera, porque mientras yo éxito, no existe la muerte y cuando existe la muerte ya no éxito yo. Por mi parte yo quedo sin el amor de un padre y sin el soporte económico para seguir con mis estudios y con el dolor profundo por la ida física de un padre, inesperada por demás, regresan a mi mente los recuerdos del amor perdido, sin poder tener a linda para amortiguar el dolor.

Lo imposible está seguro, pero tal vez sea dios todo el silencio que queda de los hombres es imposible estar seguro, pero acaso dios sea la soledad total irrevocable más grave que la tuya o que la mía, por lo menos más grave que la mía que es soledad tan solo, cuando el viejo crepúsculo me mira como un toro furioso y yo no tengo a mano tus sabios labios para olvidarme de todo lo que temo, es imposible estar seguro. ¡Se acercan casi todos los habitantes  del pueblo a darnos el pésame, tengo que limitar la llegada aduciendo que está dormida, el llanto cada vez que llega una persona se  hacen mas dolorosos. Si yo se que tu eres y tu sabes que yo soy, quien va a saber quién soy yo, cuando tu no estés. De nuevo a recoger los muebles y regalarlos a las personas que necesitaran de ellos e irnos para Caracas con las maletas con la mejor ropa posible, había que aliviar la carga, de por sí ya iba liviana, el alma sola el corazón triste faltaba lo más querido íbamos a la casa de mis tíos que gentilmente nos ofreció asilo, diría mi tío éramos mucho y pario la suegra pues  en la casa había padre madre seis hijos el servicio y ocho comensales mas nosotros tres que llegábamos sumábamos 19.alli estaban unas increíbles y lindas chicas, la Ron, la roquebroun,y la inolvidable y recordada Santa rojas segunda madre de Alex. Hoy en día tenemos casas más grandes y familias más pequeñas, más comodidades pero menos tiempo. Watson me invita a conocer Caracas, vamos por la avenida Urdaneta y yo mirando los edificios tan altos, se da cuenta el primo y me dice, mira las muchachas, son más bonitas que los edificios, primo primera vez que los veo y tan altos, yo vengo del campo, así pasa la mañana y nos regresamos a la casa, hemos congeniado mucho y quedamos en salir pero a tomarnos unas cervecitas, yo no tomo ni fumo primo, una o dos no hacen daño, está bien primo  Nelson a través de unos vecinos de nombre león Paradise administrador del hospital consigue trabajo en el hospital Vargas en el departamento de  farmacia, allí se destaca y comienza a macerar anís, canelita y se convierte en nuestras bebidas de fin de semana, la ¡imaginación es más importante que el conocimiento¡ me cuenta Nelson que algunos médicos se  pegaban el trago. El tiempo pasa y los recuerdos quedan. Mientras tanto yo, hablo con Leticia prima inolvidable ella es cuñada de la Lupe extraordinaria mujer, quien es novia de Miguel Ángel Torres gerente de servicios de Burroughs c a, el me consigue entrevista y me hacen un test e ingreso como cajero en el año 1958, sueldo 500 bolívares mensuales, conseguimos apartamento en alquiler en un edificio en las palmas.  Se aglutina lo que queda de la familia, de allí nos mudamos al edificio appia en la avenida victoria, viene como ayuda de pensionado Ascensión Ojeda, excelente persona, estudiaba en la técnica industrial y practicaba la lucha olímpica luego Miguel Rojas Graffe, estupendo primo, estudia periodismo en la universidad central, retribuyendo mi estancia en su casa en Barcelona, no hay lejanía de familia como ahora, donde comían tres comían diez y mas con sopa continental que salió para la época, ayudadita con papitas picaditas mas fideítos cilantro y huevos que se le echaban cuando estaba hirviendo.

La puerta del cielo es redonda, o, al menos curvilínea. No creo que nadie sea capaz de imaginarse un cielo cuadrado, o rectangular. El cielo tiene magia, ondas, alma, sueños, luces frescas, estrellas dulces… el cielo tiene sorpresas. El cielo tiene secretos. El cielo tiene mil curvas pobladas de diamantes, el cielo tiene a Erlinda y tiene a prospero y tiene a José, está lleno de almas nobles y caritativas. Una tarde lluviosa y tormentosa recibo a Watson angustiado, quiero que me acompañes a santa teresa del tuy, mi papa se volcó en las raízas, claro que si, salimos lo más rápido posible y con la prudencia necesaria por el mal tiempo reinante. Llegamos al sitio gracias a dios a mi tío y al chofer llamado pelo e cochino no les sucedió nada, ya una grúa estaba trabajando en sacar la camioneta menos mal por ser llano cayó en un barranca de más o menos un metros se traen la camioneta para caracas al taller que la repararía era un willys, mi tío y pelo e cochino se vienen con nosotros  y primera vez que me hecho un palo de ron seco, tosí estornudé, se justificaba el brindis, estaban vivos.

Me compro un Fiat 600 nuevo de agencia por 5.000.oo doy de inicial 500 bolívares y quedo pagando 250.oo bolívares mensuales lo guardo en el garaje de la quinta perla de vista alegre. Ya que no se manejar, un día llega un tío Jesús bouto a caracas y me dice que él sabe manejar y sacamos el carrito pero veo que corcovea mucho al arrancar y no es muy diestro en el manejo, de broma  choca, le digo tío deme el carro me monto y con la teoría que había aprendido en el volvo de Watson que me daba la colas al trabajo yo observaba cuando metía la velocidad y soltando el croché suavemente igualmente con los cambios de velocidad,  me metí manejando en el transito como un experto como si tuviera años manejando desde allí me iba todos los días al trabajo manejando.¡ Para llegar lejos hay que ir despacio¡ Nick Watson tenia novia en el cementerio, Alida Rivero pronto a casarse como en efecto lo hicieron no antes de disfrutar los viajes a una casita que tenía mi tío Ramón en guatopo antes de convertirlo en parque nacional , lugar paradisiaco, que divino oír el murmullo de los bosques quebradas con pequeñas cascadas, exuberante vegetación, helechos en cantidades rica en fauna y flora los riachuelos tenia langostinos  o bogavantes  a los  que agarrábamos con guantes para evitar las pinchadas de sus tenazas cuando ellos se pegaban a  comer a la yuca pelada  también había sardinas las cuales agarrábamos con tela de mosquitero.la ocasión era propicia para un baño. El frio fuerte teníamos que mitigarlo con anís el mono azul o rojo otros con ron seco otros cuba libre, brandy Cardenal Mendoza, Terry,  capa negra, duque de alba, el whiskey de moda presidente, old párr, o campanee su Bell amigo.las cerveza caracas la preferida,  Las comidas suculentas de parrilla con yuca y un plato de huaracaras con arroz eran una  bendición que bajaba del cielo,  a la brasa iban los bogavantes como pasa palos, disfrutábamos de un fin de semana muy especial, durmiendo en hamacas y en camas ya que la casa estaba bien equipada. El domingo regresábamos a nuestras casas libre de preocupaciones, ya que se acabaron las despreocupaciones.la contemplación de la naturaleza me ha convencido de que nada de lo que podamos imaginar es increíble. que felicidad es la compañía del susurro del arroyo, el silbar de los vientos en la vegetación acompañado por luz de luna, por la conversa de un amigo, por el cantar de los batracios, por la luz de las luciérnagas, por el run run del mecer de las hamacas, el crepitar de un pisillo en el caldero, y el divino ruido drip drop que hace el caer el liquido de la botella al vaso, y ese sonido que producen las piedras de dominó en el juego y el golpe fuerte contra la mesa al trancar la cochina,  los chistes jocosos excelentes y encendidos de los concurrentes así va uno quedándose dormido, Watson como le llamamos su hobby es tomar fotos con su cámara konica y aprovecha para captar los que juegan, los y las que cocinan, los que se bañan, los que posan y posan, total es un fin de semana maravilloso, sin olvidarnos de los anfitriones mi tío Ramón y Lala maravillosos y excelentes que disfrutan a unísono con nosotros, son los  padres de Watson. Declaran parque nacional esta zona maravillosa, ya tenemos que cambiar de un sitio paradisiaco a pasar los fines de semana y escogemos san Rafael de orituco lugar de nacimiento de mi tío y algunos de sus hijos y yo que soy gracitano de pura cepa, llegamos a casa de la señora de la bondad y queridísima e inolvidable Juana Rosa quien con su característica atención nos preparaba el corredor  para colgar las hamacas y a las mujeres habitaciones, me siento absorbido por esa magia que produce el licor, la música, la parranda, pero sin perder el respeto, ya entrada las nueve de la noche, Watson dice  vamos a buscar a Cipriano y silba para que salga la perrita macagua  cazadora que esta debajo del carro y sale  batiendo esa cola, llegamos a donde Cipriano, entra Watson a conversar, la conversa es larga y uno con la angustia inquietante de la espera, por fin salen de la casa con morral, china y chicura y el bendito perro pantero siempre enjustanado, cogemos monte adentro yo con la chicura y sin linterna, los únicos que la llevan son Watson y Cipriano, mi primera experiencia como cazador, decía pa mis adentro carajo como no traje una linterna iba pegado como garrapata en culo e yegua, por fin ladran los perros y salen en carrera detrás de los perros y yo por no quedarme atrás atravesé la chicura y fui regendiendo monte en carrera, Watson y Cipriano se pararon pensando que era un animal que venía detrás de ellos, negro palo susto, susto el mío que me iba a quedar solo en ese montarascal, seguimos y yo pegaito al lado pues y conseguimos en hueco los perros ladrando, hacemos un cerco pegado al hueco y yo comienzo a abrir más grande el huraco allí estaba el cachicamo y Cipriano lo mata con un rolazo por la cabeza, tenemos   comida segura , el genio que necesita cavar para comer, tiene escasos medios para dejar constancia de su genialidad continuamos y los perro vuelven a ladrar y los seguimos, la misma operación que el primero, ya van dos, a todas estas la foto de rigor y a sentarnos a echarnos un palo con tranquilidad,  mirándonos con el corazón, ayudarnos mutuamente y atender cualquier dolor por golpe recibido dándole su soba correspondiente, buscándole las pastillas de roter en la marusa de Watson para su gastritis. levantamos campamento y seguimos caminando y yo como guatanero con los dos cachicamos agarrados por el rabo La  carga se hace pesada en total agarramos cuatro, y la carga se hizo más pesada, gracias a dios llegamos a la orilla del ríos y allí nos acostamos a descansar a oír el canto de los grillos y ver  ese bonito cielo estrellado titilando las estrellas y esperando que reviente el alba como a la cinco de la mañana y nos echamos unos cuantos palos mas, arreglamos los cachicamos  y le sacamos las tripas y los lavamos, quedaron listos limpiecitos el desayuno iba hacer desmechado guisado con arepa caliente, bocado de cardenal, por primera vez pruebo la carne de este animal, conocido por otros como  armadillo, son experiencias en la vida tan maravillosas que ser alguno debe perderse, enfrentarse a la noche y sus peligros, sacar de las cuevas animales asustados por el hombre y los perros, celebrar tomando ron los trofeos obtenidos, arreglar en el rio la carne lista para el caldero y comerla con arepa caliente, con su respectiva mantequilla y acompañado de cerveza bien fría y con la excelente compañía de amigos y familia. Es una verdadera obra de teatro el hombre que no se contenta con poco, no se contenta con nada, así ves volando los caricari sacando de la brasa las arepas, explico los cari cari son las personas que sentadas sin colaborar en nada esperan impacientes la comida agarran las arepas de la parrilla caliente y se van soplándola para abrirlas y rellenarlas con pisillo mantequilla y queso que vida tan dura la de esos canallas, no esperan que pongan la mesa, su felicidad comer debajo de un matapalo, el que no  busca la felicidad es el que la encuentra, es increíble lo bien que uno se siente cuando cree en lo que está haciendo y lo disfruta.

Nos preparamos para una fiesta en casa de la familia de mas abolengo en san Rafael de orituco, ya se tiene luz eléctrica de cadafe estará amenizada por la banda de nuestro  querido Tobías Álvarez acompañado por la calidad de sus integrantes, dentro de ellos el famoso y popular chalino virtuoso del violín, alternaban con el pick-up donde ya sonaban los discos de la billos caracas boys y sus guaracheros Cheo Garcia y sus bolerista el puma y sus canciones baile pasito  tun tun, Javier Solís, Pedro infante Luis Aguilar, Mirna la primerísima, la  negrita cariñosa, Edith salcedo, todos los famosos bailes con la billos, los melódicos, Porfi Jiménez con su culucucu, saca y mete, merenquetengo aquí para ti.

Watson disfrutaba de su carro volvo, su conversa giraba siempre en lo bueno que era su carro, viajábamos por las sabanas hacia el rio aguaro, subía los cerros de paya, guatopo, pescábamos en rio verde, las quebradas de san Rafael, represa de Altagracia hato la culebra, el muerto, rio guariquito, portuguesa, taguay, las majaguas, Guárico, apure, Arismendi, tuy, camatagua la búsqueda de la iguanas para disfrutar de sus huevos que  duraban en el carro hasta que los consiguiéramos hasta más de seis meses y de sus carnes los bienes son para aquellos que saben disfrutarlos, ese  carro nos llevo a donde chucho perdió el tetero, la patota dirigida por don gato y sus pandilla dirigida por Watson a quien le dimos el titulo de don gato, el era jugador de bolas, la posición de pícher en beisbol pescador de orilla empedernido, cazador con perros no le gustaban las armas, la única arma y era bueno con la china, ajilaba con todo y era bueno en toda actividad, dibujante técnico, constructor, cantante, bailador, jugador de chapita buen bateador, muy reservado en cosas de amores, batallador con la vida, en el viaje realizado a Arismendi invitado por Watson, Cristo e yuca su cuñado e invitado también, me critica las grandes proporciones de alimentos que llevaba tres cajas de latas de un producto que fabricaban donde yo llevaba la contabilidad, consolidada de alimentos de sabores a fresa vainilla y chocolate una cuenta de pan francés, hallaquitas, unas bolsas de chicharrón y marrano frito, yo le conteste déjame tranquilo con mi vaina tu sabes que si sobra se los regalo a los campesinos y mejor que sobre a que falte ah y las botellas de ron y coca cola, partimos y llegamos al rio con un palo de agua arrecho, el jeep de lona donde entraba agua por todas partes, pero siempre disfrutando del paseo, el lanchon que nos pasa a Arismendi está suspendido el paso, tenemos que quedarnos allí atascado en los pases, bajamos al rio a pescar y nada Watson quiere prender el reverbero para hacer café y se incendia para apagarlo hubo con un palo echarlo al rio para que se apagara, Cristo e yuca lo consigo en el jeep echándole diente a las hallaquitas y pescando chicharrones nadadores en compañía de Haroldito cuñado también de Watson, ya para la tarde sin poder pescar nada y el hambre apremia a comer pan con bátelo bátelo ya que los chicharrones nadaban dentro del jeep al igual que las hallaquitas se salvo el pan por están envuelto en bolsas plásticas, allí es donde la crítica de Cristo e yuca tiene que comérsela también, total que le cayeron como cochino al nepe. Nos regresamos contentos porque fue un viaje diferente llegamos a el baúl donde tengo unos grandes amigos boticarios y nos recibieron excelentemente nos llevaron a un restaurant a comer carne asada en vara, comimos los que llaman neonato que es el becerro recién nacido buenísima y tiernita carne, todos contentos por el viaje regresamos a Valencia y Turmero,  El camino son tus pies y tu mochila tu corazón y tu alma tus pensamientos tu cabeza y tus amigos.  ya por el camino venimos conversando y planificando el próximo viaje días de carnaval para el aguaro guariquito, lugar de encantos de una naturaleza rica en fauna y flora allí vamos familias completas, los Graff, los flores los quiñones los Ecarri los quevedos y otros, llevamos un camión 350 que lleva una cava que le caben 30 cajas de cerveza, los quevedos sus wagoneer, Watson y Haroldito sus jeeps, yo mi impala  y salió la caravana de Turmero vía camatagua san Rafael de orituco chaguaramas las mercedes  buena vista Mauricio Santa Rita, cruzamos hacia el monasterio  allí entramos por las picas y huellas hechas por los carros que viajan hacia allí, Watson hace un cuadro de la entrada que tengo yo, la primera entrada  donde descansamos segunda cerveza como brindis mas el lunch y seguimos llegamos a un sitio maravilloso un rio que es el aguaro donde se exhiben las toninas con sus lindos bailes que nos agradan  a la vista, sin embargo personas salvajes y sub desarrolladas disparándoles cosa que nos disgusto y le gritamos todo tipo de improperios y se fueron calladitos, Luis arno se va rio abajo con su carga de cervezas en una cavita y saca que saca pavones y dos palambras diente león Ese sí que es un campeón como pescador de orilla, como el Magallanes no hay quien le gane es lo mismo que Watson para comer guabina que tiene dientes hasta en los ojos, va masticando y reuniendo la espina en un lado del cachete al terminar bota el espinero que bárbaro, allí cada quien carga su bastimento, su botella de whiskey porque si no se la tragan los caricari y la verdad no hay masa pa tanta gente, llega la tarde y comienza la búsqueda del sitio para colgar su hamaca, el isleño y sus isleñitos el papa de los caricari son aprendices de pesca, pero no aceptan lo de guataneros. Doña rosa Quevedo con Alida preparan la cena los rezagados tiene que freír sus pavones como siempre Luis Arno Watson y yo que tenemos la fiebre de pescar  llegamos tarde, encontramos a los jugadores de domino  y los de bolas criolla en plena faena amenizando con música y la cervecita fría, una vida muy dura que comunismo tan vergatario dicen otros. Lo más parecido al cielo es la amistad. Solo tres días son poco tiempo para hacer balance, pero no hay metas, el camino, la gente, las experiencias y las enseñanzas  de los peregrinos son las metas más bonitas. Vivir caminar… es importante, el por donde más importante el con quien.. Pero lo esencial es como te sientes y como te comportas tu. Caen las sombras de la noche Llega el momento de prender la planta y de colgar las hamacas, de armar las carpas pa los que duermen en ellas, tenemos show-man Luis Alberto se  mete con todo  el mundo declama hecha chistes bebe come y jode hasta más no poder es un fastidio tolerable.   Hay que marcar los territorios para hacer las necesidades, mujeres por un lado y hombres por otro, los guataneros componiendo el pescado y poniéndolo  primero en las cavas pequeñas y luego en la grande para evitar abrirlas mucho evitando el desgaste del hielo, en la noche el rio era una maravilla encandilados por las diferentes luces  de los ojos de caimanes babos tortugas galápagos y peces mas los luceros que se reflejaban en el agua nos embelesaban en la oscuridad de la noche más la encantadora luna que parecía nadar  y juguetear al moverse con las olas del rio, y una melodía convertida en bolero canción cantada por Alfredo Sadel qué salía de la radio de Luis Arno que acurrucado en su hamaca soñaba con su amor que se quedo en valencia y yo sentado a la orilla del rio viendo el espectáculo de luces y pensando también en el amor que uno deja por no gustarle la pesca ni montes  ni ríos, allá ellas de lo que se pierden. La melancolía es la felicidad de estar triste, el mayor placer, estando sanos, es el descanso tras el trabajo. La envidia que corroe el alma al ver a Watson y los Quevedo con sus respectivas esposas que disfrutaban al igual que sus curruñes. Después de dormir plácidamente cansado por la actividad de pesca y con los hipnóticos traguitos y tragotes nos despierta el olor a pisillo de carne seca para el relleno de las arepas y desayunar bien para empezar de nuevo la faena de pesca, hacer lo que verdaderamente nos gusta que felicidad, me gusta ser feliz es más divertido, es increíble lo bien que uno se siente cuando cree en lo que está haciendo y lo disfruta, busco a Luis y Watson que salieron temprano a pescar,  menos mal que dejan la huella y uno la sigue y lo encuentra el rastro son las perolitas  de cerveza vacías que va dejando uno al tocarlas si están frías esta cerca, aprovecha para juntarlas y meterlas a la bolsa para la basura, ya viene de regreso con la carga de pavones no pueden con ellos, tremendo pescadores de orilla ellos nacieron con la piedra del pescado, a quien dios se lo da san Pedro se lo bendice. Celebración mas celebración hasta bailando todo tipo de música hasta altas horas de la noche la juventud no permite que haya resaca ni ratón y uno se levanta fresquecito con ganas de una cerveza bien fría Watson apoya y me acompaña, no somos hombres de café las comidas se pasan con un buen trago esta vez me acompaña Watson a pescar el está empeñado en comer raya se propone y lo logra saca tres y me dice el almuerzo es raya esmechada para comer con plátano verde asado y en realidad fue una divinidad, dentro de la pesca hemos agarrado como cuatro terecayas y pronostica el almuerzo de mañana es guisada con arroz otro bocado de maravillas.la felicidad no se encuentra se crea cualesquiera que sean tus circunstancias tienes en ti mismo el poder y la capacidad de crear tu propia felicidad, en todos caminos siempre hay un desvió para ir a la felicidad. El alcohol lo conserva todo menos los secretos. En una mañana comienza a llover fuerte la trilla del camino se pierde le digo a Nelson y Luis  y mis hijos Nick y Neil nos vamos el impala se puede pegar y así arrancamos en segundado y llegamos al paso un caño que comienza a crecer y le entro a toda velocidad logrando llegar a la otra orilla detrás de mi venia el profesor Máximo Rivero cuñado de Watson con su wagoneer doble tracción por si acaso me pegaba, decidimos regresarnos todos y llegamos a Turmero donde hubo la repartición de los pescados y cada quien para su casa, cansados pero contentos un viaje sin ningún tropiezo.

Ya hemos bautizado a Watson como don gato y su pandilla y planificamos próximo viaje a la represa las majaguas situadas en las cercanías de agua blanca san Rafael de onoto y la miel en el estado portuguesa como de costumbre hacemos los fondos entre todos para los gastos de viaje y estadía, algunos llevan carpas otros hamacas con mosquiteros y llegamos haciendo campamento cada quien coge su sitio cuelga su hamaco otros arman su carpa, todo cercano a la represa esta vez llevamos un bote para movilizarnos dentro de la represa, a son las tres de la tarde algunos pescan con masita para sacar las sardinas que sirven de carnada Watson y yo con un pedazo de mosquitero lo arrastramos por la orilla y sacamos camarones y sardinitas para carnada, otros pescan con  artificial Watson dice busquen un pote para sacar suficiente y hacer arroz con pavón y camarones y así fue, tremenda cena, mas la brindada por la llegada feliz y campamento listo. Esa noche fue terrible de invitada iba una española amiga que como bastimento llevaba un molde plástico como con dos kilos de frijoles con patica de cochino y chorizo listos para calentar y comer y estaban tan sabrosos que todos comimos y los ronquidos por la boca y el trasero esa noche fue de película por la mañana el comentario y las risotadas echándole los peos a la española al principio seria luego sus carcajadas. Un error táctico no se marco el territorio para  las necesidades de hombres y mujeres yo caminos por debajo de la ladera cuando siento un animal que viene rodando oh sorpresa Alida se resbalo y se vino con todo y caca qué tuvo que

 tirarse a la represa a bañarse eso cuando se cuenta fue risa y risa. Salgo  con Watson Luis arno y Alirio en el bote a pescar y estamos sacando pavones en ese momento vemos a Luis que está luchando con un pez grande cuando lo saca oh sorpresa el pavón grande estaba expulsando un anzuelo por el culito y tenía la argollita afuera y el anzuelo de Luis lo pesco por esa argollita algo insólito si nosotros no estamos allí no le creemos lo que sucedió, todo motivo era un brindis. Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías, mientras que aguardan la gran felicidad, solo  puede ser feliz siempre el que sepa ser feliz con todo. La pesca fue excelente, la música excelente los juegos de dominó la conversa  excelente, dentro de todo lo feliz que uno puede ser, algo siempre me falta mi querido amor a mi lado, pero lamentablemente no le gusta este tipo de deporte, Watson siempre con su mujer y sus hijos en cada viaje que envidia. Al levantar el campamento y recoger las carpas debajo de ellas estaba lleno de alacranes menos mal que no llegaron a entrar a la carpa estaban reunidos aprovechando el calor.

 

El placer de ver el sol naciente jugueteando con las nubes y creando  imágenes sorprendentes me hace olvidar de cualquier sinsabor que pueda haber en mí.

Un negro que escribe

Valencia, 6 de e

nero del 2012

 

 

 

 

 

               

amor bonito

Escrito por prosperomucuruba 05-03-2013 en General. Comentarios (0)

 

En una ciudad cobijada por casas de tejas coloniales, de la época del romanticismo de los años cincuenta; con bellísimos porches y ventanas, apropiadas para recibir las hermosas serenatas de los enamorados que proliferaban para la época. En ellos no faltaba la guitarra, el saxofón, la corneta y los  conjuntos de arpa, cuatro y maraca; ni los cantantes bisoños y veteranos. Aquéllos, siempre amigos de los novios que, agarrados a la ventana esperaban el dulce beso de recompensa, los otros demostrando sus cualidades de intérpretes y bohemios. Los músicos recibían su paga que, siempre era con tragos o comidas en cualquier arepera de la época, en el dilúculo de la noche. Generalmente, las serenatas eran un motivo de amor y regocijo, que rompían el silencio de las madrugas, en especial de los sábados. Para concretar cualquier fiesta o salida dominguera, se contaban sus cuitas en voz queda. Estos amores eran a escondidas y, los momentos,… efímeros, que no pasaban de un: “¡Hola mi amor!”,  una “agarradita de mano” y un beso fugaz.

Llega la invitación de una amiga a una reunión en una quinta situada en una urbanización de clase alta;  soy recibido por Josefa, muy amiga de la dueña  de la casa; quien lo deja en la sala, después  de presentarlo a diferentes personalidades. Gente elegante, ataviada con trajes formales y  damas muy lindas. El mesonero le ofrece una bebida y le pregunta si lo desea con agua o con soda, le contesto: “soda  por favor”. Busca la persona conocida y llega a la cocina perdido. En ese momento sale una hermosura de mujer y le cierra el paso. Hay un baile breve al tratar de darle paso en ese momento, y se cruzan las  miradas el brillo de sus ojos,  Ella, le sostiene la mirada.  Él, no la aparta. Al contrario, le llega al corazón; pide disculpas y se presenta. Ella extiende su bellísima mano que acaricia la suya. José, a sus órdenes, y al unísono, ella responde: Patricia. Mas, no quita su cálida mirada de la suya. En ese momento, llega Josefa, la que le invitó y, les dice, parece que ya se conocen. Mira José,  Patricia es la dueña de la casa. Es bellísima persona,  y se miran en  silencio. Es provocativa su mirada y, él queda prendado de tan linda señora, que se aparta con un caminar muy sensual, que lo incita a seguirla con su mirada. Continúa con Josefa, quien  hace las presentaciones de sus amigos. La conversación, muy animada, la música invita a bailar y baila con Josefa. En ese momento, llega Patricia y le dice a Josefa: ¿Me permites un baile con tu amigo? Claro Paty, fue su inmediata respuesta. ¡Qué delicia recibir tan lindo cuerpo en sus brazos! Su rostro se junta al de él que, entusiasmado, tarda en conseguir el paso de la música. Está fascinado, casi enamorado. Le provoca besarla y deja correr sus labios por sus mejillas,… cosa que no esquiva, y su cuerpo se aprieta al de él. Termina la música y siguen abrazados en el salón. Se desprende lentamente; le da las gracias con una reverencia y se aparta lentamente. Él, busca el  trago para apaciguar el calor, y, al instante, llega Josefa y dice: ¿Parece que le gustaste, verdad? crees, es que esta mujercita bella tiene una manera de mirar que cautiva. Dime Josefa: ¿Tiene novio? No chico, tiene tiempo separada de su marido. Ella es muy seria. El marido le dejó todo. Casa, carros e hijos, que están estudiando fuera de aquí.

Después de atender a los invitados, se acerca a nosotros y nos recrimina que estamos muy serios, con su encantadora sonrisa nos contagia y sonreímos. ¿Están bien atendidos? nos pregunta. Claro, fue nuestra unísona respuesta. Ven José,  para enseñarte la casa. Le toma por el brazo y se dirigen al hermoso jardín; y, al llegar, le pregunta: ¿Te sientes bien a gusto en mi casa? Muy a gusto, fue mi corta respuesta. Estoy a tu orden cuando quieras y gustes visitarme. Me avisas para prepararte una buena comida. Por cierto, te vi hablando con Héctor, ¿es amigo tuyo? Si muy amigo. Mío también, invítalo y se vienen un viernes en la tarde, para que prueben las empanadas guayanesas que hago. Bien, muy bien, se despide con un abrazo cálido y un beso en las mejillas. ¡El que no busca la felicidad es el que la encuentra!

Inquietante la espera del viernes para visitarla, me puse de acuerdo con Héctor y nos fuimos a su casa. Nos recibió elegantemente vestida y con un discreto maquillaje, sin los labios pintados, un abrazo y un beso para los dos. Nos  dijo, allí tienen el bar, tomen lo que ustedes quieran self service. Con una enorme interrogante en las caras, nos miramos. Qué tomar, pues allí había bebidas, para todos los gustos.  Whisky de 21 y 25 años, brandis Duque de Alba, Cardenal Mendoza, champaña Don Perigñon, la viuda y todo tipo de licores.  Nos decidimos por whisky y destapamos la botella de 25 años. Allí había soda, agua, agua de coco y hielo. Nos servimos un par de tragos y le preguntamos: ¿Qué tomas tú? Y, con su bellísima sonrisa nos responde, quisiera la champaña que ya tenía enfriando. Brindamos, y nos indicó, si quieren me acompañan a la cocina; estoy llenando las empanadas, para dejarlas lista para freír cuando ustedes digan. En la casa sonaba una música Calipso muy ligera. Sin música el mundo sería un error. Me dice: ¿Tú sabes bailar Calipso? Si no, yo te enseño la música de mi tierra, pero luego. Déjenme terminar la comida. Toma su copa de champaña, a la par que nosotros el whisky y bridamos, con un leve choque de copas y dice: por nuestra felicidad y larga vida para nosotros y la familia. La reunión se hace muy amena, bailo con ella a los compases de ese contagioso ritmo afroamericano, e intentamos pasar por debajo de una cuerda, cuya altura van bajando, en la medida que avanzamos por debajo de ella. Estamos encantados, y nos caemos al tratar de pasar muy bajo. Ella goza, y, riendo con una risa cantarina se acerca a él lo abraza, le ayuda a levantarse. Él aprovecha y le da un beso apasionado, ella le corresponde con pasión. Allí queda marcada una relación. Vemos que Héctor está intranquilo y nos acercamos a él. Se sientan y siguen tomando calladamente, al rato la puerta principal se abre y entra su hermano Hugo, nos saluda y ella lo presenta.  Se toma un trago y nos invita a la mesa, para servirnos un menú que se veía exquisito. Empanadas, arroz blanco, ensalada y, de postre, quesillo. Sin importarle la presencia de su hermano, es notable la preferencia al servirle a él y, de paso, le rosa su mejilla y lo besa. Luego, le sirve a Héctor y a su hermano; quien, observamos inquieto, un poco cohibido por la actuación de su hermana. Pero, ante el abundante condumio, se le olvida el evidente malestar, y comparte alegremente con el grupo al compartir tan rica y típica comida; debidamente acompañada con un buen vino tinto.

Terminada tan estupenda pitanza y, después de un buen trago de despedida, nos acercamos a la puerta y Paty  me llama aparte para darme un regalo. Héctor y su hermano quedan en la puerta. En ausencia de ellos, se abrazan y se besan con un beso inolvidable y le dice: mañana paso por ti, por tu casa. Me esperas a las diez de la mañana. ¡Ok Paty, te espero! Salen y se despiden en la puerta donde están Héctor y su hermano, quien se va con su amigo, comentando la actitud de Paty. Ella está muy enamorada de ti, ese amor te hacía falta, cultívalo y consérvalo. Confidencialmente, le comento que ella pasaría por él mañana. Después te cuento, le comenta, lo deja en su casa y sigue.

En la mañana del día siguiente, aproximadamente a las diez llega ella en un Mercedes Benz 300 XL “nuevecito”. Ella, lindamente arreglada. Él, elegantemente vestido. Entra  da los buenos días, ella le dice me llevas o te llevo, él le contesta contigo al fin del mundo. Entonces, llévame y salen sin rumbo fijo aparente. Ella toma un camino que los lleva a una pequeña casa de campo, quien al llegar le dice te traigo aquí, esta casita tiene todas las comodidades. La vas a ver, aquí vengo cuando estoy triste, a cuidar el jardín, a reflexionar sobre mi vida, esta terrible soledad que me abruma. Pasa y entran a un bonito salón con todas las comodidades, una cocina al lado y una habitación amplia, con una cama “King size”, bien atendida, con su edredón que la cubre y sus amplios butacones  especiales   para dar masajes. Le dice, siéntate y le pregunta: ¿Qué te provoca tomar? Brandy le respondo, aún gratamente impresionado, y le trae una copa especial. Ve que es Duque de Alba. Ella se prepara uno igual. Fue una mirada, un frenesí de besos, una lujuria de sentimientos. El cielo se hizo visible en sus ojos, vi el amor en sus labios.  Se sienta en sus piernas a deleitarse con la bebida, acompañada de tiernas caricias y besos.

Esto es un amor a primera vista, siento una profunda atracción por ti y estoy locamente enamorada. Te amo, te quiero. Él le contesta, desde ese momento que te vi me enamoré de ti. Siento un profundo amor. Me siento bien contigo, me gustan tus besos, tus caricias, tus cariños, siguen abrazados y con besos apasionados que los llevan a la cama y hacen el amor repetidamente y quedan dormidos extasiados con un sueño apacible. Se levantan y el hambre se manifiesta, pregunta ella qué te preparo de comer, puedes ser un sándwich. Qué salsa te gusta, puede ser mayonesa y salsa de tomate. Y, la amarilla, cómo es que se llama,… ah… mostaza. Le pones jamón y queso amarillo. Qué felicidad, y ante tan simple observación, contesta embelesada: Hay que bueno, así me gustan a mí. ¿Amor qué bebida tomas? ¿Qué hay? Jugos, leche, te,… Entonces, dame jugo por favor.  Jugo,… ok amorcito, acércate a la mesa, que ya los llevo. Y,… ¿No quieres un besito y un abrazo? Claro mi vida, y se acerca, pone los sándwich en la mesa y le da un abrazo y un beso. Simultáneamente, le pregunta: ¿Nuestro amor… será para siempre? Claro mi cielo, regálame tu amor nuevamente y luego comemos. Sí mi vida y se repite de nuevo ese amor, terminan y se acercan a la mesa a comer. El éxito consiste en conseguir lo que se desea. La felicidad en disfrutar  lo que se consigue. Luego ella le dice, me acompañas a regar las matas que estaban como yo sequitas de amor. Esta noche la pasaremos aquí, te pones ropa cómoda, allí tienes televisión, equipo de sonido,  y me tienes a mí, tu escoges y ya tú conoces la bañera; disfrutémosla, para relajarnos e irnos a dormir fresquecitos y relajados. Quisiera ver que correos tengo. ¿Amor, no te importa si los veo contigo? No,  así veo los míos junto a ti, luego podemos salir a comer algún restaurant o si tu prefieres te hago unas arepas y una tortilla con jamón. Me gusta más, así pasamos el tiempo viendo televisión y jugueteando y haciendo el amor.

¡Qué rico!  Exclama ella, mañana se acaba nuestra luna de miel, el lunes tienes que trabajar; por qué no llamas y dices que estás enfermo y alargamos un día más. Sí, sí, hazlo, quiero vivir otro día de pasión; y, amor eres lo más bello que ha pasado por mi vida y no quiero que se esfume este lindo romance. Fue una mirada, un frenesí de besos, una lujuria de sentimientos, fue un instante sin fin sin tiempos para soñar y entonces despertamos y seguimos amándonos. Él, con esa rica mujer en sus brazos, manda el mensaje diciendo que esta afónico y seguirá recibiendo las mieles del amor por un día más. La esencia de la felicidad consiste en  que aceptes lo que eres y disfrutar de ese tiempo que a veces se escapa de nuestras manos, quiere aprovecharlo está presente y ella está a su lado. Por otro lado, la familia de José, angustiadísima. Tres días que no saben de él, cosa que no es frecuente. Ni una llamada, ni un mensaje de contestación. José se da cuenta de su desconsideración con su madre y le envía un mensaje diciéndole que está muy bien, que donde estaba no había cobertura y no se trajo el cargador, pero ya hoy lunes compró uno. Que no les habla porque esta afónico, con una gripe muy fuerte. Ya envié mensaje al trabajo, que estén tranquilos que él regresa el martes por la tarde. Se tranquilizaron las dos almas y Paty pregunta qué sucede y le echa el cuento. Yo sé lo que es eso, sabes que tengo hijos y muchas veces sufro su ausencia. José por qué no te mudas para acá conmigo, aquí tenemos todas las comodidades. No tenemos que preocuparnos por nada, te llevo al trabajo y te busco y visitamos a tu familia o te llevas el carro, no quiero privarte de tu relación de amistad y menos familiar. Mi casa en la ciudad la ocupa mi hermano y le daremos vuelta de vez en cuando. Podemos traernos otro de mis carros para no quedarme sin carro cuando te lo lleves, yo tengo mi carro; lo dejas en tu casa para cualquier emergencia ¡Epa!, no quiero ser una carga para ti, sabes que tengo mi trabajo y gano bien. Está bien, compartiremos los gastos.

Sabes… esta tarde voy a casa a ver a mi mamá y mis hermanas, quiero decirles que por este mes no voy a dormir en casa, tengo auditorias que debo supervisar. ¿Qué pasa,… no le quieres decir lo nuestro? Claro, esta noche te llevo para que  te conozcan y decirles que eres mi noviecita del alma. Y, así fue. Llegaron y ella conoció a su mamá y hermanas y conversaron largamente. La invitaron a cenar. Las hermanas, celosas, un poco cohibidas por lo rápido de ese amor, pero al fin y al cabo, era su hermano mayor y ya era hora que tuviera novia. Ya que, por la edad se iba a quedar para vestir santos y se ve que la mujer es muy querendona. Lo mira con mucho amor, se despiden con besos y abrazos y las bendiciones recibidas de su mamá. Cuídense mucho, miren que hay mucha maldad, les reitera al despedirse. Se van y la madre se sienta con sus hijas a comentar lo rápido que su hijo consiguió novia y lo muy enamorados que están. Ella parece ser de buena familia por lo fina que es. Sus modales reflejan una gran cultura y tiene dos hijos de 5 y 6 años, que están fuera del país estudiando. Ella viaja todos los meses a verlos, cuál será su comportamiento al conocer a José que, según lo que nos dijo, se lo lleva este mes para que se conozcan. ¡A caray…, estos amores van en serio!

Patricia habla con José sobre sus deseos de divorciarse de su marido, ya que él vive con otra mujer en el extranjero y  así ella poder  casarse y regularizar su situación delante de sus hijos. Es lo único que a ella le preocupa, pues cree que no haya problemas por los años que tiene separada de ella.  Me parece lo correcto que anules ese matrimonio, confirma José. Bueno José, voy a preparar los papeles y enviárselos para que los firme, como en efecto lo hace y se los envía por un Courier Internacional. Pasan los días y comentan, que raro que no haya respuesta, esperemos una semana más. Si no lo llamo, como efecto pasó.  Le llama, se saludan y pregunta por sus hijos.  Están bien, y él de inmediato le dice: ¿Cuál es el apuro del divorcio? Ella le contesta que quiere resolver su estatus actual. Ni es casada ni es viuda ni es soltera. Quiero organizar su vida y espero que también. Sí, sí, por supuesto, pero quiero esperar un tiempo, quiero vivir contigo para ver si nuestra situación se normaliza nos entendemos por fin. Confieso que me equivoqué feamente. Mi relación con mi mujer actual se terminó, se fue no quiere nada conmigo. Qué te parece,… porque te dejan quieres volver.  No te imaginas los sufrimientos que tuve que pasar y pretendes que vuelva contigo, ahora que estoy locamente enamorada de un hombre bueno y correcto y a quien jamás le haría lo que tú me hiciste a mí.  Quiero casarme con él, por eso te pido el divorcio, y te ruego firmes los papeles.  No hay vuelta atrás. Pero,… no me pidas lo imposible, quiero resolver todo por las buenas, sabes que tengo las de ganar y hay pruebas; no voy a permitir que me prives de la felicidad que me merezco. Yo iré y hablaremos personalmente. Está bien, como gustes, le responde. José está oyendo toda la conversación, pues tiene el audio con el volumen alto y le dice, no te preocupes, estoy para apoyarte.  Una persona que abandona a sus hijos, a su esposa y durante tres años no visita a sus hijos, es una persona carente de sentimientos. Así transcurren los días,  viviendo en su casita de campo, disfrutando de su amor bonito; pero con la intranquilidad por la llegada de Apolonio, que al fin llega. José lo detalla de arriba abajo, un hombre alto de una fina cultura, que se acerca a Patricia tratando de abrazarla y besarla; cosa que no logra porque Paty lo esquiva, y enseguida, presenta a José como su  novio. Él espera que Apolonio se presente, cosa que no hace y quedan en la sala los tres en un ambiente con un silencio amargo. Y, ahora es ella quien habla: ¿Dime qué has decidido con respecto a la firma del divorcio? Él se levanta y se va sin decir nada, ella toma el teléfono, habla con su abogado y le cuenta lo ocurrido. No quiero nada con el si no el divorcio, así que proceda. Quedan con la angustiante espera, sabe que él  es intransigente y que va ser duro, no va a ser fácil. José habla y le dice: viviremos juntos, nadie nos va amargar nuestra felicidad y siguen viviendo su romance haciendo caso omiso de sus impertinencias. Ella va a visitar a sus hijos, como lo tenían planeado, en compañía de José para que lo conozcan. En efecto, llegan los niños muy alegres, la reciben con besos abrazos y bendiciones.  

Era todo una armonía, y ella, ansiosa de verlos les pregunta: ¿Cuéntenme cómo están mis hijos queridos? Bien mamá, bien,… alegres porque papá pasó por aquí y nos dijo que volvió contigo, eso nos alegró mucho. Y, tú mamá, ¿No te alegra? No, acuérdense que su papá nos abandonó hace tres años, se fue a vivir con otra mujer y no le importó dejarlos, que tiene tres años que no venía a verlos; y, ahora que la mujer lo dejó vuelve, cuando yo me enamorado de esta persona que he traído para que lo conozcan. Ustedes saben lo que hemos sufrido por su culpa. Los entiendo, es su padre y de ninguna manera les prohíbo que lo quieran, que lo reciban, que le den cariño; pero yo no lo quiero y he conseguido a José. A esta persona maravillosa, a quien adoro inmensamente y de ninguna manera quiero perderlo. En sus manos dejo la potestad de quererlo, cosa que vería con mucho agrado. José, les llevaba unos regalos que fueron recibidos con cariño y cálidas e infantiles muestras de agradecimiento, por querer a su mamá. Él se va contento por el trato recibido.

 Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad. Regresan a Venezuela y llama a Apolonio para  reclamarle la injerencia de él con los hijos. No te permito que involucres a nuestros hijos en nuestros problemas reiteraba. Ella de manera consecuente repetía una y otra vez, déjalos al margen, te he hablado bien claro, amo a José y no quiero volver contigo; y, te recuerdo que la casa con sus bienes y dinero en el banco fueron transferidos a nuestros hijos y eso es sagrado para mí.  Bien sabes que tengo la patria potestad y tú no tienes nada que buscar, solamente ver a los hijos.

José, si tú quieres, quiero contarte mi vida al lado de Apolonio. José le dice sorprendido, puedes contármela. Ella comienza por decirle que fue un amor muy bonito, se amaban intensamente y, más aún, al llegar sus dos hijos, ella a pesar de ser una profesional, se encargaba de los oficios del hogar, cuidaba a los niños, lavaba y planchaba.  Les preparaba las comidas y toda la infinidad de oficios propios del hogar. Él trabajaba en  su  profesión de abogado. Era bueno y  muy solicitado. Ejercía como apoderado de varias empresas y tenía que salir de viaje frecuentemente. Los primeros años lo acompañaba muchas veces. Luego, sentí mucho alejamiento de la casa y no había las debidas atenciones para conmigo. Ya no me pedía que lo acompañara, muchas llamadas a su celular y se apartaba de para hablar. Hasta que, llegó el momento que no quería saber nada de mí, vivía siglos de amargura. Sin embargo venía siempre a dormir, conseguía su comida y su ropa limpia,… pero para nada, ya hablaba con sus mujeres por teléfono, sin ningún recato, ni borraba los mensajes en el teléfono.

Por todo esto sufría intensamente en su ausencia, lloraba hasta que llegó el momento cuando consiguió trabajo en España; no sin antes el traspaso de la casa y los bienes monetarios a los niños para su educación. Me traspasó a mí los dos carros, mi la casita de campo y una cuenta para mis gastos. Además, decidimos internar a los niños en un buen colegio en Trinidad.  Yo los visitaría todos los meses y los vería en el tiempo que pudiera.

Debí haberle pedido el divorcio de una vez, pero siempre mantuve las esperanzas, me perdí entre las lágrimas. Noche y noche lo busque afanosamente; pero se perdió en las brumas y tinieblas de un triste amanecer.

Han transcurrido cuatro años y le perdí totalmente el amor, ahora te amo a ti profundamente, eres para mí la mayor ilusión después de mis hijos. secaste mis lágrimas, mi alma volvió a la vida, mi corazón palpitó nuevamente con intensidad. Te amo José, te amo  y por ninguna razón quiero que ese hombre quiera marchitar nuestras vidas. Fue él quien mató mi vida y tú lograste revivirla. En todos los caminos siempre hay un desvío para ir a la felicidad.

Apolonio se niega a darme la libertad. Empero, yo he gritado viva la libertad en plena calle; desafiando a los guardias armados en pleno once de abril. Pero, palidezco cuando me encuentro junto a ti y tu sola mirada me hace templar. Sí, me siento así José, mas no importa la borrasca, lucharemos cuerpo a cuerpo. Nací con siglos de amargura, ahora veremos quién ríe. Dame fuerzas José, dame alegría, dame fortaleza, dame amor y más amor, para esta lucha a la que nos obliga el destino. La felicidad es larga,… La vida muy breve, comencemos ya. Al amar, ser bueno y ayudar a los demás encontraremos la felicidad.

Hay por fin un encuentro entre José y Apolonio. El primero,  busca la manera de hacerse escuchar por Apolonio, y le dice, no quiero pleitos contigo, sabes del amor que nos tenemos Paty y yo. Te pido, por favor y por las buenas, que le firmes el divorcio y demos por terminada esta engorrosa situación que hace sufrir mucho a Paty y que, a la larga, hará sufrir vuestros hijos. Apolonio calla y le mira con odio y le contesta, ella está confundida todavía me quiere, déjanos un espacio y te darás cuenta que vuelve conmigo. ¿Qué espacio quieres?  Estuviste cuatro años fuera de su vida y con otra mujer y tienes la “cachaza” de pedir espacios. Loco es lo que estás tú. Ese amor lo mataste por tus malos procederes. Hoy te pido que te vayas fuera de su vida y mi vida. has sido un padre silvestre, tienes un hijo con Graciela, sin prestarle toda tu atención; igual otro hijo con Cecilia, en las mismas condiciones. Te obligaron a divorciarte de Paty para casarte con ella, luego te divorcias y te casas otra vez con Paty, ¿Qué carajo es lo que tú quieres? Quiero, por las buenas, que le des el divorcio a Paty. Si no lo haces, te quiero lejos de ella, andas por malos pasos por lo menos respeta a tus hijos. El hombre se violenta y lo amenaza, también tú te iras de nuestras vidas por las buenas o por las malas. José, ni corto ni perezoso, le replica y se caen a golpes, llevando José la mejor parte. Apolonio se va sangrando por la nariz y con palabras amenazantes diciéndole que se cuide. Cuando José llega a la casa, su mamá angustiada y preocupada por lo que está pasando su único hijo varón, le ruega que se aparte de esa mujer que le ha traído tantos inconvenientes.  En ese instante, llega Paty que se enteró de lo sucedido y, angustiada, también le pide que deje eso así. Seguirán con sus relaciones y que su abogado se encargue de resolver su problema de divorcio. Adicionalmente, su abogado le informó que Apolonio se encontraba en malos pasos. Se está reuniendo con personas ligadas a la droga y que parece que él se está drogando, era común escuchar entre sus allegados. Está metido en ese terrible mundo y las cosas se pueden tornar peligrosas. Deben tener mucha prudencia, no violentar las acciones; dejar a la justicia que se encargue de dar el veredicto.

Paty y José siguen viéndose y se reúnen en la casita de campo y en casa de José con la esperanza de que todo se resuelva felizmente. Poco tiempo después, ella lo invita a Guasipati, para que conozca a su familia, donde consigue una madre y hermanos muy humildes. Ella lo presenta como su novio y es muy bien recibido.  Lo llenan de atenciones. Él, por su carisma, se hace querer. Los hermanos lo llevan al pueblo, pasan por lo bares y le brindan su cervecita; van a la pescadería, compran unos buenos pargos y una variedad de mariscos, para una paella. Afirma uno de ellos, presumo José que te gusta el pescado. Claro que si me encanta, frito, relleno con vegetales en papel de aluminio. Si quieren me encargo de hacer el relleno y a la parrilla o al horno, Paty se encarga de hacer la paella. Ah, qué bien, ellas las hace divinamente. Las convierte en un apetitoso manjar. Ya las he probado de su casa en Caracas; pero hoy tienen un sabor y aroma especial. Al instante, José reflexiona y le indica, busquemos una carnicería para comprar un buen lomito y solomo para hacer una parrilla.  No vamos hacer una carga para tu mamá, que ya está muy mayor; yo disfruto al cocinar, además tengo una buena ayudante y excelente “chef”, como es Paty. Hugo, su hermano, también responde: Y,… yo no me quedo atrás, también cocino. Al llegar a la casa, la señora Tirsa nos mira asombrada y comenta: ¡Que “comiero” trajeron! Ya sabe, usted tranquila señora. De eso nos encargamos Paty, Hugo y yo, que se ofreció. A propósito, ¿No quiere una cervecita fría doña Tirsa? Puede que los acompañe, fue su agradecida respuesta. Al rato, Hugo saca un cuatro y comienza a tocar y Paty con una lindísima voz comienza a cantar.  ¡Qué bello ambiente! Yo comienzo a preparar el pargo relleno que, como era tan grande no cabía en el horno y lo pusimos en una parrilla. De verdad, lo devoramos… Lo comimos con yuca sancochada, y un enorme apetito. Felicitaciones para los maestros cocineros. Esta vez superaron al mejor “chef de la alta cocina francesa”. Terminamos la hermosa velada por dos cosas: se fue la luz y terminamos la romántica velada, como debe ser… con velas. Luego, las buenas noches y a mi cuarto que lo había preparado Paty.

Hugo se fue a su casa con su familia.  Menos mal que la luz llegó como a las diez; y, pudimos prender los aires acondicionado, porque el calor es insoportable. Paty entró a mi cuarto a ver si algo me faltaba y aprovechamos para disfrutar de unas amorosas caricias y besos. Pero, en seguida me dice, en un susurro, no me quedo; tú sabes cómo es mamá. Está “chapada” a la antigua, papa murió hace tres años y quedó solita con Hugo, que siempre está pendiente de ella y los nietos.  Tú los viste. Quieren mucho a su abuela, cada vez que puedo vengo a visitarla, he querido llevármela para que me acompañe, pero quiere mucho a su pueblo, bueno amor que pases buenas noches y que sueñes toda la noche conmigo, allí tienes toalla,  jabón,  “shampoo”,  enjuague del que te gusta para tu baño, y máquina de afeitar. Si  quieres utilizar la eléctrica, allí la tienes en tu maletín. Oye amor, para el próximo viaje me traigo a mamá y, si quieren venir mis dos hermanas, nos la traemos. Claro mi amor.  Maravilloso.  Así fortaleceremos más los lazos familiares. Un beso y un abrazo, y nuevamente, un buenas noches mi amor.

Un sueño disparatado. Está esperando a Hugo en casa de Héctor, con otro hermano de él. Héctor ¿Dónde está el baño que no lo veo? Allí mismo, le reitera. José mira en el patio, pero esa regadera, al aire libre, con una cortina que tapa del pecho para arriba, le impresiona. Bueno, se desnuda y se mete bajo la regadera. Sale la mamá de Héctor y las hermanas, menores él, que se sonríen maliciosamente. Él, con   mucha  vergüenza, queda solo otra vez y le pide a Héctor que le pase el jabón.  Mira, allá en el fregadero, le indica señalándole el azul y uno de baño, todo arrugado y lleno de pelos.  Toma el azul, se enjabona y sale otra vez la señora; se arropa con la cortina del baño todo enjabonado, se va y se mete al baño corriendo. Qué difícil es perder ciertas inhibiciones que nos han sido implantadas en nuestra mente desde niños.  Se quita el jabón, va  al cuarto, coge la ropa y se viste. Confundido, le comenta a su amigo: ¡Carajo Héctor! Me hubieras dicho que no había cuarto de baño… que vergüenza y allí se despierta. La mañana amanece calurosa. Doña Tirsa va a misa por ser domingo.  En la cocina, de aquel bucólico ambiente, un aroma divino; Paty haciendo un rico desayuno. Me le acerco, la abrazo y le doy un profundo beso.   Le “hecho el cuento” del disparate de sueño y se ríe a más no poder. Entonces le pregunto, y, ¿en qué te ayudo? Tranquilo amor, siéntate y prende el televisor para ver las noticias. Tenemos días que no lo vemos.

Al encenderlo, se oye el noticiero, que narra la caída de un avión en Puerto Ordaz. Hay varios muertos y algunos sobrevivientes; gracias a los bomberos de SIDOR.  El piloto y copiloto están muertos y parte de la tripulación. Al rato, anuncian los muertos y, de repente, la gran sorpresa, mencionan el nombre de  Apolonio Rangel. Paty se queda muda al igual que José, despiertan de la impresión y, dice Paty, tengo que llamar a su mamá; como en efecto lo hace.  Ella ya sabía la noticia. Estaba llorosa, compungida por la muerte de su hijo. Me dice, él iba a buscarte, porque no ha dejado de quererte.   Pero él lo sabe.   

Ya hemos hablado. El sabía muy bien, que Yo no quería nada más. Con el daño que me hizo fue suficiente y, para que usted vea, su amante venia con él en el avión.  Entonces, Doña Josefa, en qué quedamos.  Lamento que tuvo que terminar de esta manera. Me quedan sus hijos y mi nuevo amor; a quien amo intensamente. A usted, la aprecio y cuente conmigo.  Usted es la abuela y, cuando quiera, pasarán  ratos con usted. Le quedan sus otros dos nietos y tendrán que quererse con sus otros dos hermanos, que son mis hijos.

 Las cosas cambian en la vida de Paty.  Ahora hereda la mitad de los bienes de Apolonio.  Deja encargado a su abogado de la redacción de los documentos sucesorales; y, exige que todo quede claro y transparente. Todo cuanto le toca a ella, por ser su viuda.  Porque van a querer lo que él en vida le traspasó, a ella y a sus hijos, cuando los abandonó. Y, de manera firme hace constar: “eso sí que lo peleo”. De la mitad que queda, que se lo traspasen a sus hijos no reconocidos y a los nuestros y, estaremos en paz.

Regresan a Caracas. Ella se queda con él en su casa para no permanecer sola. La familia está consternada por los sucesos. Todos son comentarios, una falsa alegría por parte de Paty. Ella sabe que el camino se hace expedito, pero los hijos en común, sufren por la ausencia de su padre. Ella duerme acompañada por su cuñada, quien le comenta el grande amor que le tiene a su hermano. Para ella es muy difícil vivir sin el amor y el cariño de José; … están hechos uno para el otro. Somos de unos caracteres similares. Nuestros gustos son muy parecidos, en los meses que vivimos juntos, no hemos tenido ningún contratiempo. Él sabe que lo quiero con un sentimiento limpio, vivo. Aún soñando, anhelo su suspiros. Quererlo es el camino, sostenido con  dulzura. Son dos almas gemelas que se encuentran. Amanece  temprano y Paty va a la cocina.  Ya doña Erlinda está allí, preparando café y el desayuno. Al verla le pregunto: ¿Cómo amaneció mi doña, en que puedo ayudarla?  Si quieres, sirve la mesa. En ese momento, entra José diciendo: ¿Cómo están mis queridos amores?  Le da un beso, pide la bendición a su mamá y abrazo; y, un besote para mí. Les tengo una bonita noticia dice Paty, tengo un atraso y creo que estoy embarazada. ¿Qué les parece?  Bellísimo, dice José y la abraza con delicadeza. La premia con un beso.  Qué alegría y grita: “mamá vas tener un nieto mío”. Se contenta también al igual que su futuras tías, y exclama entusiasmado, esto hay que celebrarlo, tú con jugo, no puedes tomar licor.  De aquí en adelante a cuidarte, mañana vamos al médico, ya tienes uno conocido, llámalo y haz la cita.

Que contento estoy ¡caray!.. tenemos que llamar a tu mamá y a Hugo para darles la buena noticia. Mañana vamos todos a la iglesia para rezar y rogarle a nuestro señor Jesús, por la tranquilidad de nuestros hogares y por la salud de nuestro querido hijo por venir y por los que están presentes. Sí, mañana iremos todos mis amores. ¡Qué sublime gesto el tuyo, me gusta! Siento que te necesito para respirar, para saber amar. Necesito tus labios para sentir y tu alma para vivir. De la misma manera, amorcito de mi vida, como te sueño, te quiero; porque te quiero al contemplarte y al mirarte vivo por ti.

Mientras conversaban, su hermano le indicó, mira mi amor, mañana tengo que asegurar mi carro y el productor va pasar por la compañía a buscarlo para llevarlo a revisión. Como será pintado de nuevo, y deberíamos sacarle todos los rayones me voy temprano, como efecto lo hizo.  Lo llevó, le hicieron la revisión y, al llegar, me dijo apenado que había chocado y que le habían rayado la camioneta, pero que no había sido mucho y que “eso salía con carnuz…”.  Menos mal que fue después de la revisión y luego se le reportaría al seguro. Él quiso ponerse a sacar el daño causado, pero es una persona mayor e infartada y le dije que no, algún empleado de la compañía lo haría.

La madre de Apolonio quiere hablar conmigo, le digo que como no, que me espere esta tarde después de las cinco y me fui con José, llegamos a la casa, nos abre y la saludamos con un abrazo. Nos manda a pasar adelante a la sala, después de lamentar la muerte de su hijo. Ella nos comenta: hablé con el abogado de su hijo, ya que tu abogado le llamó para proceder con los documentos y el pago de los impuestos sucesorales. Pero, debo decirte que no hay necesidad de cumplir con tantos requisitos del derecho; pues mi hijo, ante su desconcierto, desorientación y todo lo que te hizo sufrir, te amaba creía en ti. En su testamento todo lo dejo a tu nombre para que lo administraras y, de hecho, sabía que ninguno de sus hijos sufrirían de necesidad, menos esta casa que dejo a mi nombre, mas una pensión para que nada me faltara y, como soy sola, al morir pasarían también a todos mis nietos. Patricia, sorprendida abrazó a su suegra y dio gracias a dios por lo sucedido.

Usted sabe que mis sentimientos eran similares, claro que lo se hija, por eso el comportamiento de mi hijo. Sepa usted doña Josefa que, estamos a sus órdenes. Lo que usted necesite, pida usted sin reparos. Gracias, que siempre he tenido una hija. Se despiden y se va con José abrazados y queriéndose más que nunca. En el paraíso de tus ojos me pierdo, en la paz de tus labios me encuentro, en el universo de tu alma vivo con mil sentidos, en ti vivo,… amándote.

 A la cinco de la tarde van al ginecólogo un médico ya entrado en años, la saluda y le da un abrazo fraterno, ella le presenta a José, el padre de su hijo por venir. El doctor le hace la ecografía y la medición, para establecer las semanas de embarazo y confirma que viene un hijo en camino. La alegría es notable. Abundan los besos y abrazos. Ellos esperan hembra, pero es todavía muy prematuro para saberlo. Llama a su familia en Guasipati, para darle la buena noticia a su mamá e indicarle que le avise a Hugo. Ella está encantada con su nuevo nieto.  Sigue a la casa de él y les dan la buenísima noticia a su mamá Erlinda y a sus hermanas. Todos muestran su alegría. Están contentos por ese nieto o nieta que viene.  Es lo que es… y nunca sabremos lo que pudo haber sido.

Deciden irse a la casa para compartir con su hermano sus alegrías. Él sabe que su hermana consiguió su verdadero amor; y, les recibe con un abrazo a su hermana y a José. Hugo siente una alegría inmensa y brindaron con champaña, encargaron piza por teléfono y al llegar, comieron con tanto gusto que, bromeando con Paty, preguntaban: ¿Serán éstos tus primeros  antojos?

José habla con Paty y le dice, no crees conveniente traernos de Trinidad a los dos muchachos; ahora en julio que terminan sus exámenes. Vamos a conseguirles un buen colegio y transporte aquí. Ya es hora de que convivan con nosotros y compartan con la familia y, sobre todo, con sus dos hermanos; si fuera posible en el mismo colegio. Me parece muy bien amor mío y me gusta que seas tú quien tome la iniciativa. Así se hará entonces, mi amor.

Se avecinan nubarrones sobre José, su antigua novia Thais anda buscándolo, ella no quiere perder ese amor que se fue de su vida, por falta de ella y quiere recuperarlo. Lo busca y lo encuentra. Vengo a pedirte perdón por lo sucedido, estoy arrepentida del maltrato de palabras que te di. Te dije que estaba enamorada de otra persona y no es verdad, te mentí. Lo dije para darte celos, pero… qué equivocada estaba. No me gustaba la forma en que me querías, aspiraba que fueras más apasionado. Me parecían fríos tus besos, aunque hoy me doy cuenta lo bueno que eres. Lo caballero, lo trabajador, lo familiar y esa forma de ser. Quizá estaba en mí no estimularte, no hablarte, no demostrarte la pasión que hay en mí. Perdóname, perdóname,… ¿sí? Lamentablemente Thais, es muy tarde, tengo mi novia va a tener un hijo mío, nos queremos profundamente y por nada del mundo la dejo, la semana que viene nos casamos. Por favor Thais, consigue un hombre que te quiera. Estos fueron mis sentimientos cuando me dejaste…. 

La tristeza que embarga mi alma  y amarga el corazón.

La privación  de  acariciar tu piel me abate la razón.

Mis sentimientos de  soledad no tienen justificación,

carcomen el alma mía al no sentir que hay solución,

para que tu bellísimo cuerpo sienta conmiseración,

y se funda junto al mío en una rica pasión.

Es un padecimiento insoportable que rompe la inspiración.

Es  un ser que muere lentamente alejado del amor;

la amarga  soledad insoportable, carente de toda unión.

Soportable por la amistad de personas que tienen corazón,

dan calor a mi alma, a  mis sentimientos y permiten que salga el sol.

 

Te dejo, que me están esperando. No creas José, que te voy a dejar tan fácilmente, lo que tú me quisiste, que te hice sufrir por los celos que te provocaba. que todo ese amor que me tenías no se puede olvidar tan fácilmente. Te juro que no te voy a dejar; quiero recuperar ese amor que nos teníamos. Te ruego, te suplico que me dejes tranquilo Thais. Ese amor se perdió. Vas a perder tu tiempo. La dejó y se marchó a buscar a Paty.  La consigue comprando los pasajes para ir a Trinidad,  pues se iban al día siguiente a buscar a los dos hijos. Ella ve a José muy contrariado y le pregunta: ¿Qué te pasa José, que te sucede? Y él le cuenta lo sucedido. Ella se preocupa y le pregunta si en verdad siente algo por ella. No mi vida, qué puedo sentir por una persona que se burló de mí. En parte parecido a lo nuestro, pero aquello no dejó hijos.  Yo, a las cosas que me causan dolor y daño, le hago la cruz. Allí quedan muertas. No se ocupa más mi mente por las cosas que me desagradan. Así, mi amor que, hablemos de lo nuestro, que es un amor maravilloso y bonito. Olvidémoslo y abramos nuestros corazones a ese amor bonito. Dame un beso y un abrazo querida mía. Vamos a comprarles algo que llevarles a nuestros hijos.  Me parece bien comprarle un “Atari” a cada uno de ellos;  está  de acuerdo, y así lo hacen.  Las dejan “pagas” para recogerlos al regreso.  Él le  comenta, llama a la abuela para ver si los hijos de Cecilia y Graciela lo tienen, sino para traérselas de Trinidad. La abuela dice que no tienen y les ha oído hablar de las ganas de tener uno. No les digas nada que se los traeremos de Trinidad como regalo,  es una sorpresa.

Tenemos que darles mucho amor y orientación para matarles esos “genes malucos” que traen como herencia de su padre. La esencia de la felicidad consiste en que aceptes ser el que eres. Cuando llegan a trinidad y buscan a los  niños que están tan  contentos que, ni cuenta se dan que no les dieron ningún regalo. Salen de compras y ven que compran dos “Atari” y ellos piensan que son para ellos. Sin decirles nada, les compran ropa y chaquetas para ellos.  Y, consiguen más ropa y les dicen que son para sus hermanos. Ellos están felices de caminar con sus padres y de saber que se regresan a Venezuela. Quien encuentra la paz en su hogar,… sea quien sea, es el más feliz de los humanos. Regresan a Venezuela y se reúnen todas las familias. Antes pasan a recoger los “Atari” de los hijos quienes, llenos de alegría, las reciben con besos y abrazos de recompensa, los hijos de Cecilia y Graciela reciben también muy alegres sus “Atari” y su ropa también demuestran su alegría con besos y abrazos. La clave de la felicidad esta en el equilibrio espiritual de quererse a sí mismo y amar a los demás, las abuela encantadas con sus regalos, al igual que sus tías  tíos y primos.  Cuando sólo los deseos constituyen el fundamento de nuestra felicidad, no es fácil alcanzarla, porque los deseos nunca tienen fin.

Este lindo poema es de Aurora García (*)

Eres como ningún otro, porque sólo tú te has ganado mi alma

y un lugar en lo más profundo de mi corazón.

que tu amor lo puede todo,

las noches estrelladas, las melodías más bellas,

las palabras, las fantasías, todo me parece poco, porque tú me llenas.

Eres mi sueño cumplido, el amor perfecto,

sin ataduras.

Eres la respuesta a mis preguntas, la razón de mi vivir.

De soñar, de llorar, de reír, de amar,

de cantar, de escribir…

Le agradezco a Dios que te haya puesto en mi camino,

quisiera gritar desde lo más alto de una montaña,

 que te amo!

Y que se escuche el eco por todos los cielos…
porque tú siempre estás en mis pensamientos,

en mi corazón, en mis sentimientos,

 en el sol, la lluvia, en cada lágrima,

tú eres mi felicidad, mi todo.

Porque desde aquel día en que te vi por vez primera,

mi vida cambió por completo.

¡Sólo le pido a Dios que perdure este amor más allá de los años,

del tiempo, de la muerte,

para estar a tu lado siempre!

___________________________  

(*)Aurora Garcia: Bella mujer, con una sensibilidad a flor de piel, quien al escribir sus poesías, no piensa en métrica, rima, o cualquier patrón literario. Ella escribe lo que le brota del alma, ante cualquier hecho que ella considera es bello o injusto en especial con los niños, el amor, la mujer y sus derechos, aunque no por ello se considera feminista. Nació en Cuba, y se casó en España. Llegó a los Estados Unidos, con su esposo José Luis y, como todo inmigrante, trabajó duro, crió  y educó a sus dos hijos, Julio Cesar y Alberto. Ha salido adelante. Ha progresado, mas no por ello, abandonó jamás ese don maravilloso, que es la poesía. Al leer sus versos, piensas que conversas con ella en persona, porque así como escribe, actúa y piensa.

 

 

 

 

amor bonito

Escrito por prosperomucuruba 05-03-2013 en General. Comentarios (0)

 

En una ciudad cobijada por casas de tejas coloniales, de la época del romanticismo de los años cincuenta; con bellísimos porches y ventanas, apropiadas para recibir las hermosas serenatas de los enamorados que proliferaban para la época. En ellos no faltaba la guitarra, el saxofón, la corneta y los  conjuntos de arpa, cuatro y maraca; ni los cantantes bisoños y veteranos. Aquéllos, siempre amigos de los novios que, agarrados a la ventana esperaban el dulce beso de recompensa, los otros demostrando sus cualidades de intérpretes y bohemios. Los músicos recibían su paga que, siempre era con tragos o comidas en cualquier arepera de la época, en el dilúculo de la noche. Generalmente, las serenatas eran un motivo de amor y regocijo, que rompían el silencio de las madrugas, en especial de los sábados. Para concretar cualquier fiesta o salida dominguera, se contaban sus cuitas en voz queda. Estos amores eran a escondidas y, los momentos,… efímeros, que no pasaban de un: “¡Hola mi amor!”,  una “agarradita de mano” y un beso fugaz.

Llega la invitación de una amiga a una reunión en una quinta situada en una urbanización de clase alta;  soy recibido por Josefa, muy amiga de la dueña  de la casa; quien lo deja en la sala, después  de presentarlo a diferentes personalidades. Gente elegante, ataviada con trajes formales y  damas muy lindas. El mesonero le ofrece una bebida y le pregunta si lo desea con agua o con soda, le contesto: “soda  por favor”. Busca la persona conocida y llega a la cocina perdido. En ese momento sale una hermosura de mujer y le cierra el paso. Hay un baile breve al tratar de darle paso en ese momento, y se cruzan las  miradas el brillo de sus ojos,  Ella, le sostiene la mirada.  Él, no la aparta. Al contrario, le llega al corazón; pide disculpas y se presenta. Ella extiende su bellísima mano que acaricia la suya. José, a sus órdenes, y al unísono, ella responde: Patricia. Mas, no quita su cálida mirada de la suya. En ese momento, llega Josefa, la que le invitó y, les dice, parece que ya se conocen. Mira José,  Patricia es la dueña de la casa. Es bellísima persona,  y se miran en  silencio. Es provocativa su mirada y, él queda prendado de tan linda señora, que se aparta con un caminar muy sensual, que lo incita a seguirla con su mirada. Continúa con Josefa, quien  hace las presentaciones de sus amigos. La conversación, muy animada, la música invita a bailar y baila con Josefa. En ese momento, llega Patricia y le dice a Josefa: ¿Me permites un baile con tu amigo? Claro Paty, fue su inmediata respuesta. ¡Qué delicia recibir tan lindo cuerpo en sus brazos! Su rostro se junta al de él que, entusiasmado, tarda en conseguir el paso de la música. Está fascinado, casi enamorado. Le provoca besarla y deja correr sus labios por sus mejillas,… cosa que no esquiva, y su cuerpo se aprieta al de él. Termina la música y siguen abrazados en el salón. Se desprende lentamente; le da las gracias con una reverencia y se aparta lentamente. Él, busca el  trago para apaciguar el calor, y, al instante, llega Josefa y dice: ¿Parece que le gustaste, verdad? crees, es que esta mujercita bella tiene una manera de mirar que cautiva. Dime Josefa: ¿Tiene novio? No chico, tiene tiempo separada de su marido. Ella es muy seria. El marido le dejó todo. Casa, carros e hijos, que están estudiando fuera de aquí.

Después de atender a los invitados, se acerca a nosotros y nos recrimina que estamos muy serios, con su encantadora sonrisa nos contagia y sonreímos. ¿Están bien atendidos? nos pregunta. Claro, fue nuestra unísona respuesta. Ven José,  para enseñarte la casa. Le toma por el brazo y se dirigen al hermoso jardín; y, al llegar, le pregunta: ¿Te sientes bien a gusto en mi casa? Muy a gusto, fue mi corta respuesta. Estoy a tu orden cuando quieras y gustes visitarme. Me avisas para prepararte una buena comida. Por cierto, te vi hablando con Héctor, ¿es amigo tuyo? Si muy amigo. Mío también, invítalo y se vienen un viernes en la tarde, para que prueben las empanadas guayanesas que hago. Bien, muy bien, se despide con un abrazo cálido y un beso en las mejillas. ¡El que no busca la felicidad es el que la encuentra!

Inquietante la espera del viernes para visitarla, me puse de acuerdo con Héctor y nos fuimos a su casa. Nos recibió elegantemente vestida y con un discreto maquillaje, sin los labios pintados, un abrazo y un beso para los dos. Nos  dijo, allí tienen el bar, tomen lo que ustedes quieran self service. Con una enorme interrogante en las caras, nos miramos. Qué tomar, pues allí había bebidas, para todos los gustos.  Whisky de 21 y 25 años, brandis Duque de Alba, Cardenal Mendoza, champaña Don Perigñon, la viuda y todo tipo de licores.  Nos decidimos por whisky y destapamos la botella de 25 años. Allí había soda, agua, agua de coco y hielo. Nos servimos un par de tragos y le preguntamos: ¿Qué tomas tú? Y, con su bellísima sonrisa nos responde, quisiera la champaña que ya tenía enfriando. Brindamos, y nos indicó, si quieren me acompañan a la cocina; estoy llenando las empanadas, para dejarlas lista para freír cuando ustedes digan. En la casa sonaba una música Calipso muy ligera. Sin música el mundo sería un error. Me dice: ¿Tú sabes bailar Calipso? Si no, yo te enseño la música de mi tierra, pero luego. Déjenme terminar la comida. Toma su copa de champaña, a la par que nosotros el whisky y bridamos, con un leve choque de copas y dice: por nuestra felicidad y larga vida para nosotros y la familia. La reunión se hace muy amena, bailo con ella a los compases de ese contagioso ritmo afroamericano, e intentamos pasar por debajo de una cuerda, cuya altura van bajando, en la medida que avanzamos por debajo de ella. Estamos encantados, y nos caemos al tratar de pasar muy bajo. Ella goza, y, riendo con una risa cantarina se acerca a él lo abraza, le ayuda a levantarse. Él aprovecha y le da un beso apasionado, ella le corresponde con pasión. Allí queda marcada una relación. Vemos que Héctor está intranquilo y nos acercamos a él. Se sientan y siguen tomando calladamente, al rato la puerta principal se abre y entra su hermano Hugo, nos saluda y ella lo presenta.  Se toma un trago y nos invita a la mesa, para servirnos un menú que se veía exquisito. Empanadas, arroz blanco, ensalada y, de postre, quesillo. Sin importarle la presencia de su hermano, es notable la preferencia al servirle a él y, de paso, le rosa su mejilla y lo besa. Luego, le sirve a Héctor y a su hermano; quien, observamos inquieto, un poco cohibido por la actuación de su hermana. Pero, ante el abundante condumio, se le olvida el evidente malestar, y comparte alegremente con el grupo al compartir tan rica y típica comida; debidamente acompañada con un buen vino tinto.

Terminada tan estupenda pitanza y, después de un buen trago de despedida, nos acercamos a la puerta y Paty  me llama aparte para darme un regalo. Héctor y su hermano quedan en la puerta. En ausencia de ellos, se abrazan y se besan con un beso inolvidable y le dice: mañana paso por ti, por tu casa. Me esperas a las diez de la mañana. ¡Ok Paty, te espero! Salen y se despiden en la puerta donde están Héctor y su hermano, quien se va con su amigo, comentando la actitud de Paty. Ella está muy enamorada de ti, ese amor te hacía falta, cultívalo y consérvalo. Confidencialmente, le comento que ella pasaría por él mañana. Después te cuento, le comenta, lo deja en su casa y sigue.

En la mañana del día siguiente, aproximadamente a las diez llega ella en un Mercedes Benz 300 XL “nuevecito”. Ella, lindamente arreglada. Él, elegantemente vestido. Entra  da los buenos días, ella le dice me llevas o te llevo, él le contesta contigo al fin del mundo. Entonces, llévame y salen sin rumbo fijo aparente. Ella toma un camino que los lleva a una pequeña casa de campo, quien al llegar le dice te traigo aquí, esta casita tiene todas las comodidades. La vas a ver, aquí vengo cuando estoy triste, a cuidar el jardín, a reflexionar sobre mi vida, esta terrible soledad que me abruma. Pasa y entran a un bonito salón con todas las comodidades, una cocina al lado y una habitación amplia, con una cama “King size”, bien atendida, con su edredón que la cubre y sus amplios butacones  especiales   para dar masajes. Le dice, siéntate y le pregunta: ¿Qué te provoca tomar? Brandy le respondo, aún gratamente impresionado, y le trae una copa especial. Ve que es Duque de Alba. Ella se prepara uno igual. Fue una mirada, un frenesí de besos, una lujuria de sentimientos. El cielo se hizo visible en sus ojos, vi el amor en sus labios.  Se sienta en sus piernas a deleitarse con la bebida, acompañada de tiernas caricias y besos.

Esto es un amor a primera vista, siento una profunda atracción por ti y estoy locamente enamorada. Te amo, te quiero. Él le contesta, desde ese momento que te vi me enamoré de ti. Siento un profundo amor. Me siento bien contigo, me gustan tus besos, tus caricias, tus cariños, siguen abrazados y con besos apasionados que los llevan a la cama y hacen el amor repetidamente y quedan dormidos extasiados con un sueño apacible. Se levantan y el hambre se manifiesta, pregunta ella qué te preparo de comer, puedes ser un sándwich. Qué salsa te gusta, puede ser mayonesa y salsa de tomate. Y, la amarilla, cómo es que se llama,… ah… mostaza. Le pones jamón y queso amarillo. Qué felicidad, y ante tan simple observación, contesta embelesada: Hay que bueno, así me gustan a mí. ¿Amor qué bebida tomas? ¿Qué hay? Jugos, leche, te,… Entonces, dame jugo por favor.  Jugo,… ok amorcito, acércate a la mesa, que ya los llevo. Y,… ¿No quieres un besito y un abrazo? Claro mi vida, y se acerca, pone los sándwich en la mesa y le da un abrazo y un beso. Simultáneamente, le pregunta: ¿Nuestro amor… será para siempre? Claro mi cielo, regálame tu amor nuevamente y luego comemos. Sí mi vida y se repite de nuevo ese amor, terminan y se acercan a la mesa a comer. El éxito consiste en conseguir lo que se desea. La felicidad en disfrutar  lo que se consigue. Luego ella le dice, me acompañas a regar las matas que estaban como yo sequitas de amor. Esta noche la pasaremos aquí, te pones ropa cómoda, allí tienes televisión, equipo de sonido,  y me tienes a mí, tu escoges y ya tú conoces la bañera; disfrutémosla, para relajarnos e irnos a dormir fresquecitos y relajados. Quisiera ver que correos tengo. ¿Amor, no te importa si los veo contigo? No,  así veo los míos junto a ti, luego podemos salir a comer algún restaurant o si tu prefieres te hago unas arepas y una tortilla con jamón. Me gusta más, así pasamos el tiempo viendo televisión y jugueteando y haciendo el amor.

¡Qué rico!  Exclama ella, mañana se acaba nuestra luna de miel, el lunes tienes que trabajar; por qué no llamas y dices que estás enfermo y alargamos un día más. Sí, sí, hazlo, quiero vivir otro día de pasión; y, amor eres lo más bello que ha pasado por mi vida y no quiero que se esfume este lindo romance. Fue una mirada, un frenesí de besos, una lujuria de sentimientos, fue un instante sin fin sin tiempos para soñar y entonces despertamos y seguimos amándonos. Él, con esa rica mujer en sus brazos, manda el mensaje diciendo que esta afónico y seguirá recibiendo las mieles del amor por un día más. La esencia de la felicidad consiste en  que aceptes lo que eres y disfrutar de ese tiempo que a veces se escapa de nuestras manos, quiere aprovecharlo está presente y ella está a su lado. Por otro lado, la familia de José, angustiadísima. Tres días que no saben de él, cosa que no es frecuente. Ni una llamada, ni un mensaje de contestación. José se da cuenta de su desconsideración con su madre y le envía un mensaje diciéndole que está muy bien, que donde estaba no había cobertura y no se trajo el cargador, pero ya hoy lunes compró uno. Que no les habla porque esta afónico, con una gripe muy fuerte. Ya envié mensaje al trabajo, que estén tranquilos que él regresa el martes por la tarde. Se tranquilizaron las dos almas y Paty pregunta qué sucede y le echa el cuento. Yo sé lo que es eso, sabes que tengo hijos y muchas veces sufro su ausencia. José por qué no te mudas para acá conmigo, aquí tenemos todas las comodidades. No tenemos que preocuparnos por nada, te llevo al trabajo y te busco y visitamos a tu familia o te llevas el carro, no quiero privarte de tu relación de amistad y menos familiar. Mi casa en la ciudad la ocupa mi hermano y le daremos vuelta de vez en cuando. Podemos traernos otro de mis carros para no quedarme sin carro cuando te lo lleves, yo tengo mi carro; lo dejas en tu casa para cualquier emergencia ¡Epa!, no quiero ser una carga para ti, sabes que tengo mi trabajo y gano bien. Está bien, compartiremos los gastos.

Sabes… esta tarde voy a casa a ver a mi mamá y mis hermanas, quiero decirles que por este mes no voy a dormir en casa, tengo auditorias que debo supervisar. ¿Qué pasa,… no le quieres decir lo nuestro? Claro, esta noche te llevo para que  te conozcan y decirles que eres mi noviecita del alma. Y, así fue. Llegaron y ella conoció a su mamá y hermanas y conversaron largamente. La invitaron a cenar. Las hermanas, celosas, un poco cohibidas por lo rápido de ese amor, pero al fin y al cabo, era su hermano mayor y ya era hora que tuviera novia. Ya que, por la edad se iba a quedar para vestir santos y se ve que la mujer es muy querendona. Lo mira con mucho amor, se despiden con besos y abrazos y las bendiciones recibidas de su mamá. Cuídense mucho, miren que hay mucha maldad, les reitera al despedirse. Se van y la madre se sienta con sus hijas a comentar lo rápido que su hijo consiguió novia y lo muy enamorados que están. Ella parece ser de buena familia por lo fina que es. Sus modales reflejan una gran cultura y tiene dos hijos de 5 y 6 años, que están fuera del país estudiando. Ella viaja todos los meses a verlos, cuál será su comportamiento al conocer a José que, según lo que nos dijo, se lo lleva este mes para que se conozcan. ¡A caray…, estos amores van en serio!

Patricia habla con José sobre sus deseos de divorciarse de su marido, ya que él vive con otra mujer en el extranjero y  así ella poder  casarse y regularizar su situación delante de sus hijos. Es lo único que a ella le preocupa, pues cree que no haya problemas por los años que tiene separada de ella.  Me parece lo correcto que anules ese matrimonio, confirma José. Bueno José, voy a preparar los papeles y enviárselos para que los firme, como en efecto lo hace y se los envía por un Courier Internacional. Pasan los días y comentan, que raro que no haya respuesta, esperemos una semana más. Si no lo llamo, como efecto pasó.  Le llama, se saludan y pregunta por sus hijos.  Están bien, y él de inmediato le dice: ¿Cuál es el apuro del divorcio? Ella le contesta que quiere resolver su estatus actual. Ni es casada ni es viuda ni es soltera. Quiero organizar su vida y espero que también. Sí, sí, por supuesto, pero quiero esperar un tiempo, quiero vivir contigo para ver si nuestra situación se normaliza nos entendemos por fin. Confieso que me equivoqué feamente. Mi relación con mi mujer actual se terminó, se fue no quiere nada conmigo. Qué te parece,… porque te dejan quieres volver.  No te imaginas los sufrimientos que tuve que pasar y pretendes que vuelva contigo, ahora que estoy locamente enamorada de un hombre bueno y correcto y a quien jamás le haría lo que tú me hiciste a mí.  Quiero casarme con él, por eso te pido el divorcio, y te ruego firmes los papeles.  No hay vuelta atrás. Pero,… no me pidas lo imposible, quiero resolver todo por las buenas, sabes que tengo las de ganar y hay pruebas; no voy a permitir que me prives de la felicidad que me merezco. Yo iré y hablaremos personalmente. Está bien, como gustes, le responde. José está oyendo toda la conversación, pues tiene el audio con el volumen alto y le dice, no te preocupes, estoy para apoyarte.  Una persona que abandona a sus hijos, a su esposa y durante tres años no visita a sus hijos, es una persona carente de sentimientos. Así transcurren los días,  viviendo en su casita de campo, disfrutando de su amor bonito; pero con la intranquilidad por la llegada de Apolonio, que al fin llega. José lo detalla de arriba abajo, un hombre alto de una fina cultura, que se acerca a Patricia tratando de abrazarla y besarla; cosa que no logra porque Paty lo esquiva, y enseguida, presenta a José como su  novio. Él espera que Apolonio se presente, cosa que no hace y quedan en la sala los tres en un ambiente con un silencio amargo. Y, ahora es ella quien habla: ¿Dime qué has decidido con respecto a la firma del divorcio? Él se levanta y se va sin decir nada, ella toma el teléfono, habla con su abogado y le cuenta lo ocurrido. No quiero nada con el si no el divorcio, así que proceda. Quedan con la angustiante espera, sabe que él  es intransigente y que va ser duro, no va a ser fácil. José habla y le dice: viviremos juntos, nadie nos va amargar nuestra felicidad y siguen viviendo su romance haciendo caso omiso de sus impertinencias. Ella va a visitar a sus hijos, como lo tenían planeado, en compañía de José para que lo conozcan. En efecto, llegan los niños muy alegres, la reciben con besos abrazos y bendiciones.  

Era todo una armonía, y ella, ansiosa de verlos les pregunta: ¿Cuéntenme cómo están mis hijos queridos? Bien mamá, bien,… alegres porque papá pasó por aquí y nos dijo que volvió contigo, eso nos alegró mucho. Y, tú mamá, ¿No te alegra? No, acuérdense que su papá nos abandonó hace tres años, se fue a vivir con otra mujer y no le importó dejarlos, que tiene tres años que no venía a verlos; y, ahora que la mujer lo dejó vuelve, cuando yo me enamorado de esta persona que he traído para que lo conozcan. Ustedes saben lo que hemos sufrido por su culpa. Los entiendo, es su padre y de ninguna manera les prohíbo que lo quieran, que lo reciban, que le den cariño; pero yo no lo quiero y he conseguido a José. A esta persona maravillosa, a quien adoro inmensamente y de ninguna manera quiero perderlo. En sus manos dejo la potestad de quererlo, cosa que vería con mucho agrado. José, les llevaba unos regalos que fueron recibidos con cariño y cálidas e infantiles muestras de agradecimiento, por querer a su mamá. Él se va contento por el trato recibido.

 Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad. Regresan a Venezuela y llama a Apolonio para  reclamarle la injerencia de él con los hijos. No te permito que involucres a nuestros hijos en nuestros problemas reiteraba. Ella de manera consecuente repetía una y otra vez, déjalos al margen, te he hablado bien claro, amo a José y no quiero volver contigo; y, te recuerdo que la casa con sus bienes y dinero en el banco fueron transferidos a nuestros hijos y eso es sagrado para mí.  Bien sabes que tengo la patria potestad y tú no tienes nada que buscar, solamente ver a los hijos.

José, si tú quieres, quiero contarte mi vida al lado de Apolonio. José le dice sorprendido, puedes contármela. Ella comienza por decirle que fue un amor muy bonito, se amaban intensamente y, más aún, al llegar sus dos hijos, ella a pesar de ser una profesional, se encargaba de los oficios del hogar, cuidaba a los niños, lavaba y planchaba.  Les preparaba las comidas y toda la infinidad de oficios propios del hogar. Él trabajaba en  su  profesión de abogado. Era bueno y  muy solicitado. Ejercía como apoderado de varias empresas y tenía que salir de viaje frecuentemente. Los primeros años lo acompañaba muchas veces. Luego, sentí mucho alejamiento de la casa y no había las debidas atenciones para conmigo. Ya no me pedía que lo acompañara, muchas llamadas a su celular y se apartaba de para hablar. Hasta que, llegó el momento que no quería saber nada de mí, vivía siglos de amargura. Sin embargo venía siempre a dormir, conseguía su comida y su ropa limpia,… pero para nada, ya hablaba con sus mujeres por teléfono, sin ningún recato, ni borraba los mensajes en el teléfono.

Por todo esto sufría intensamente en su ausencia, lloraba hasta que llegó el momento cuando consiguió trabajo en España; no sin antes el traspaso de la casa y los bienes monetarios a los niños para su educación. Me traspasó a mí los dos carros, mi la casita de campo y una cuenta para mis gastos. Además, decidimos internar a los niños en un buen colegio en Trinidad.  Yo los visitaría todos los meses y los vería en el tiempo que pudiera.

Debí haberle pedido el divorcio de una vez, pero siempre mantuve las esperanzas, me perdí entre las lágrimas. Noche y noche lo busque afanosamente; pero se perdió en las brumas y tinieblas de un triste amanecer.

Han transcurrido cuatro años y le perdí totalmente el amor, ahora te amo a ti profundamente, eres para mí la mayor ilusión después de mis hijos. secaste mis lágrimas, mi alma volvió a la vida, mi corazón palpitó nuevamente con intensidad. Te amo José, te amo  y por ninguna razón quiero que ese hombre quiera marchitar nuestras vidas. Fue él quien mató mi vida y tú lograste revivirla. En todos los caminos siempre hay un desvío para ir a la felicidad.

Apolonio se niega a darme la libertad. Empero, yo he gritado viva la libertad en plena calle; desafiando a los guardias armados en pleno once de abril. Pero, palidezco cuando me encuentro junto a ti y tu sola mirada me hace templar. Sí, me siento así José, mas no importa la borrasca, lucharemos cuerpo a cuerpo. Nací con siglos de amargura, ahora veremos quién ríe. Dame fuerzas José, dame alegría, dame fortaleza, dame amor y más amor, para esta lucha a la que nos obliga el destino. La felicidad es larga,… La vida muy breve, comencemos ya. Al amar, ser bueno y ayudar a los demás encontraremos la felicidad.

Hay por fin un encuentro entre José y Apolonio. El primero,  busca la manera de hacerse escuchar por Apolonio, y le dice, no quiero pleitos contigo, sabes del amor que nos tenemos Paty y yo. Te pido, por favor y por las buenas, que le firmes el divorcio y demos por terminada esta engorrosa situación que hace sufrir mucho a Paty y que, a la larga, hará sufrir vuestros hijos. Apolonio calla y le mira con odio y le contesta, ella está confundida todavía me quiere, déjanos un espacio y te darás cuenta que vuelve conmigo. ¿Qué espacio quieres?  Estuviste cuatro años fuera de su vida y con otra mujer y tienes la “cachaza” de pedir espacios. Loco es lo que estás tú. Ese amor lo mataste por tus malos procederes. Hoy te pido que te vayas fuera de su vida y mi vida. has sido un padre silvestre, tienes un hijo con Graciela, sin prestarle toda tu atención; igual otro hijo con Cecilia, en las mismas condiciones. Te obligaron a divorciarte de Paty para casarte con ella, luego te divorcias y te casas otra vez con Paty, ¿Qué carajo es lo que tú quieres? Quiero, por las buenas, que le des el divorcio a Paty. Si no lo haces, te quiero lejos de ella, andas por malos pasos por lo menos respeta a tus hijos. El hombre se violenta y lo amenaza, también tú te iras de nuestras vidas por las buenas o por las malas. José, ni corto ni perezoso, le replica y se caen a golpes, llevando José la mejor parte. Apolonio se va sangrando por la nariz y con palabras amenazantes diciéndole que se cuide. Cuando José llega a la casa, su mamá angustiada y preocupada por lo que está pasando su único hijo varón, le ruega que se aparte de esa mujer que le ha traído tantos inconvenientes.  En ese instante, llega Paty que se enteró de lo sucedido y, angustiada, también le pide que deje eso así. Seguirán con sus relaciones y que su abogado se encargue de resolver su problema de divorcio. Adicionalmente, su abogado le informó que Apolonio se encontraba en malos pasos. Se está reuniendo con personas ligadas a la droga y que parece que él se está drogando, era común escuchar entre sus allegados. Está metido en ese terrible mundo y las cosas se pueden tornar peligrosas. Deben tener mucha prudencia, no violentar las acciones; dejar a la justicia que se encargue de dar el veredicto.

Paty y José siguen viéndose y se reúnen en la casita de campo y en casa de José con la esperanza de que todo se resuelva felizmente. Poco tiempo después, ella lo invita a Guasipati, para que conozca a su familia, donde consigue una madre y hermanos muy humildes. Ella lo presenta como su novio y es muy bien recibido.  Lo llenan de atenciones. Él, por su carisma, se hace querer. Los hermanos lo llevan al pueblo, pasan por lo bares y le brindan su cervecita; van a la pescadería, compran unos buenos pargos y una variedad de mariscos, para una paella. Afirma uno de ellos, presumo José que te gusta el pescado. Claro que si me encanta, frito, relleno con vegetales en papel de aluminio. Si quieren me encargo de hacer el relleno y a la parrilla o al horno, Paty se encarga de hacer la paella. Ah, qué bien, ellas las hace divinamente. Las convierte en un apetitoso manjar. Ya las he probado de su casa en Caracas; pero hoy tienen un sabor y aroma especial. Al instante, José reflexiona y le indica, busquemos una carnicería para comprar un buen lomito y solomo para hacer una parrilla.  No vamos hacer una carga para tu mamá, que ya está muy mayor; yo disfruto al cocinar, además tengo una buena ayudante y excelente “chef”, como es Paty. Hugo, su hermano, también responde: Y,… yo no me quedo atrás, también cocino. Al llegar a la casa, la señora Tirsa nos mira asombrada y comenta: ¡Que “comiero” trajeron! Ya sabe, usted tranquila señora. De eso nos encargamos Paty, Hugo y yo, que se ofreció. A propósito, ¿No quiere una cervecita fría doña Tirsa? Puede que los acompañe, fue su agradecida respuesta. Al rato, Hugo saca un cuatro y comienza a tocar y Paty con una lindísima voz comienza a cantar.  ¡Qué bello ambiente! Yo comienzo a preparar el pargo relleno que, como era tan grande no cabía en el horno y lo pusimos en una parrilla. De verdad, lo devoramos… Lo comimos con yuca sancochada, y un enorme apetito. Felicitaciones para los maestros cocineros. Esta vez superaron al mejor “chef de la alta cocina francesa”. Terminamos la hermosa velada por dos cosas: se fue la luz y terminamos la romántica velada, como debe ser… con velas. Luego, las buenas noches y a mi cuarto que lo había preparado Paty.

Hugo se fue a su casa con su familia.  Menos mal que la luz llegó como a las diez; y, pudimos prender los aires acondicionado, porque el calor es insoportable. Paty entró a mi cuarto a ver si algo me faltaba y aprovechamos para disfrutar de unas amorosas caricias y besos. Pero, en seguida me dice, en un susurro, no me quedo; tú sabes cómo es mamá. Está “chapada” a la antigua, papa murió hace tres años y quedó solita con Hugo, que siempre está pendiente de ella y los nietos.  Tú los viste. Quieren mucho a su abuela, cada vez que puedo vengo a visitarla, he querido llevármela para que me acompañe, pero quiere mucho a su pueblo, bueno amor que pases buenas noches y que sueñes toda la noche conmigo, allí tienes toalla,  jabón,  “shampoo”,  enjuague del que te gusta para tu baño, y máquina de afeitar. Si  quieres utilizar la eléctrica, allí la tienes en tu maletín. Oye amor, para el próximo viaje me traigo a mamá y, si quieren venir mis dos hermanas, nos la traemos. Claro mi amor.  Maravilloso.  Así fortaleceremos más los lazos familiares. Un beso y un abrazo, y nuevamente, un buenas noches mi amor.

Un sueño disparatado. Está esperando a Hugo en casa de Héctor, con otro hermano de él. Héctor ¿Dónde está el baño que no lo veo? Allí mismo, le reitera. José mira en el patio, pero esa regadera, al aire libre, con una cortina que tapa del pecho para arriba, le impresiona. Bueno, se desnuda y se mete bajo la regadera. Sale la mamá de Héctor y las hermanas, menores él, que se sonríen maliciosamente. Él, con   mucha  vergüenza, queda solo otra vez y le pide a Héctor que le pase el jabón.  Mira, allá en el fregadero, le indica señalándole el azul y uno de baño, todo arrugado y lleno de pelos.  Toma el azul, se enjabona y sale otra vez la señora; se arropa con la cortina del baño todo enjabonado, se va y se mete al baño corriendo. Qué difícil es perder ciertas inhibiciones que nos han sido implantadas en nuestra mente desde niños.  Se quita el jabón, va  al cuarto, coge la ropa y se viste. Confundido, le comenta a su amigo: ¡Carajo Héctor! Me hubieras dicho que no había cuarto de baño… que vergüenza y allí se despierta. La mañana amanece calurosa. Doña Tirsa va a misa por ser domingo.  En la cocina, de aquel bucólico ambiente, un aroma divino; Paty haciendo un rico desayuno. Me le acerco, la abrazo y le doy un profundo beso.   Le “hecho el cuento” del disparate de sueño y se ríe a más no poder. Entonces le pregunto, y, ¿en qué te ayudo? Tranquilo amor, siéntate y prende el televisor para ver las noticias. Tenemos días que no lo vemos.

Al encenderlo, se oye el noticiero, que narra la caída de un avión en Puerto Ordaz. Hay varios muertos y algunos sobrevivientes; gracias a los bomberos de SIDOR.  El piloto y copiloto están muertos y parte de la tripulación. Al rato, anuncian los muertos y, de repente, la gran sorpresa, mencionan el nombre de  Apolonio Rangel. Paty se queda muda al igual que José, despiertan de la impresión y, dice Paty, tengo que llamar a su mamá; como en efecto lo hace.  Ella ya sabía la noticia. Estaba llorosa, compungida por la muerte de su hijo. Me dice, él iba a buscarte, porque no ha dejado de quererte.   Pero él lo sabe.   

Ya hemos hablado. El sabía muy bien, que Yo no quería nada más. Con el daño que me hizo fue suficiente y, para que usted vea, su amante venia con él en el avión.  Entonces, Doña Josefa, en qué quedamos.  Lamento que tuvo que terminar de esta manera. Me quedan sus hijos y mi nuevo amor; a quien amo intensamente. A usted, la aprecio y cuente conmigo.  Usted es la abuela y, cuando quiera, pasarán  ratos con usted. Le quedan sus otros dos nietos y tendrán que quererse con sus otros dos hermanos, que son mis hijos.

 Las cosas cambian en la vida de Paty.  Ahora hereda la mitad de los bienes de Apolonio.  Deja encargado a su abogado de la redacción de los documentos sucesorales; y, exige que todo quede claro y transparente. Todo cuanto le toca a ella, por ser su viuda.  Porque van a querer lo que él en vida le traspasó, a ella y a sus hijos, cuando los abandonó. Y, de manera firme hace constar: “eso sí que lo peleo”. De la mitad que queda, que se lo traspasen a sus hijos no reconocidos y a los nuestros y, estaremos en paz.

Regresan a Caracas. Ella se queda con él en su casa para no permanecer sola. La familia está consternada por los sucesos. Todos son comentarios, una falsa alegría por parte de Paty. Ella sabe que el camino se hace expedito, pero los hijos en común, sufren por la ausencia de su padre. Ella duerme acompañada por su cuñada, quien le comenta el grande amor que le tiene a su hermano. Para ella es muy difícil vivir sin el amor y el cariño de José; … están hechos uno para el otro. Somos de unos caracteres similares. Nuestros gustos son muy parecidos, en los meses que vivimos juntos, no hemos tenido ningún contratiempo. Él sabe que lo quiero con un sentimiento limpio, vivo. Aún soñando, anhelo su suspiros. Quererlo es el camino, sostenido con  dulzura. Son dos almas gemelas que se encuentran. Amanece  temprano y Paty va a la cocina.  Ya doña Erlinda está allí, preparando café y el desayuno. Al verla le pregunto: ¿Cómo amaneció mi doña, en que puedo ayudarla?  Si quieres, sirve la mesa. En ese momento, entra José diciendo: ¿Cómo están mis queridos amores?  Le da un beso, pide la bendición a su mamá y abrazo; y, un besote para mí. Les tengo una bonita noticia dice Paty, tengo un atraso y creo que estoy embarazada. ¿Qué les parece?  Bellísimo, dice José y la abraza con delicadeza. La premia con un beso.  Qué alegría y grita: “mamá vas tener un nieto mío”. Se contenta también al igual que su futuras tías, y exclama entusiasmado, esto hay que celebrarlo, tú con jugo, no puedes tomar licor.  De aquí en adelante a cuidarte, mañana vamos al médico, ya tienes uno conocido, llámalo y haz la cita.

Que contento estoy ¡caray!.. tenemos que llamar a tu mamá y a Hugo para darles la buena noticia. Mañana vamos todos a la iglesia para rezar y rogarle a nuestro señor Jesús, por la tranquilidad de nuestros hogares y por la salud de nuestro querido hijo por venir y por los que están presentes. Sí, mañana iremos todos mis amores. ¡Qué sublime gesto el tuyo, me gusta! Siento que te necesito para respirar, para saber amar. Necesito tus labios para sentir y tu alma para vivir. De la misma manera, amorcito de mi vida, como te sueño, te quiero; porque te quiero al contemplarte y al mirarte vivo por ti.

Mientras conversaban, su hermano le indicó, mira mi amor, mañana tengo que asegurar mi carro y el productor va pasar por la compañía a buscarlo para llevarlo a revisión. Como será pintado de nuevo, y deberíamos sacarle todos los rayones me voy temprano, como efecto lo hizo.  Lo llevó, le hicieron la revisión y, al llegar, me dijo apenado que había chocado y que le habían rayado la camioneta, pero que no había sido mucho y que “eso salía con carnuz…”.  Menos mal que fue después de la revisión y luego se le reportaría al seguro. Él quiso ponerse a sacar el daño causado, pero es una persona mayor e infartada y le dije que no, algún empleado de la compañía lo haría.

La madre de Apolonio quiere hablar conmigo, le digo que como no, que me espere esta tarde después de las cinco y me fui con José, llegamos a la casa, nos abre y la saludamos con un abrazo. Nos manda a pasar adelante a la sala, después de lamentar la muerte de su hijo. Ella nos comenta: hablé con el abogado de su hijo, ya que tu abogado le llamó para proceder con los documentos y el pago de los impuestos sucesorales. Pero, debo decirte que no hay necesidad de cumplir con tantos requisitos del derecho; pues mi hijo, ante su desconcierto, desorientación y todo lo que te hizo sufrir, te amaba creía en ti. En su testamento todo lo dejo a tu nombre para que lo administraras y, de hecho, sabía que ninguno de sus hijos sufrirían de necesidad, menos esta casa que dejo a mi nombre, mas una pensión para que nada me faltara y, como soy sola, al morir pasarían también a todos mis nietos. Patricia, sorprendida abrazó a su suegra y dio gracias a dios por lo sucedido.

Usted sabe que mis sentimientos eran similares, claro que lo se hija, por eso el comportamiento de mi hijo. Sepa usted doña Josefa que, estamos a sus órdenes. Lo que usted necesite, pida usted sin reparos. Gracias, que siempre he tenido una hija. Se despiden y se va con José abrazados y queriéndose más que nunca. En el paraíso de tus ojos me pierdo, en la paz de tus labios me encuentro, en el universo de tu alma vivo con mil sentidos, en ti vivo,… amándote.

 A la cinco de la tarde van al ginecólogo un médico ya entrado en años, la saluda y le da un abrazo fraterno, ella le presenta a José, el padre de su hijo por venir. El doctor le hace la ecografía y la medición, para establecer las semanas de embarazo y confirma que viene un hijo en camino. La alegría es notable. Abundan los besos y abrazos. Ellos esperan hembra, pero es todavía muy prematuro para saberlo. Llama a su familia en Guasipati, para darle la buena noticia a su mamá e indicarle que le avise a Hugo. Ella está encantada con su nuevo nieto.  Sigue a la casa de él y les dan la buenísima noticia a su mamá Erlinda y a sus hermanas. Todos muestran su alegría. Están contentos por ese nieto o nieta que viene.  Es lo que es… y nunca sabremos lo que pudo haber sido.

Deciden irse a la casa para compartir con su hermano sus alegrías. Él sabe que su hermana consiguió su verdadero amor; y, les recibe con un abrazo a su hermana y a José. Hugo siente una alegría inmensa y brindaron con champaña, encargaron piza por teléfono y al llegar, comieron con tanto gusto que, bromeando con Paty, preguntaban: ¿Serán éstos tus primeros  antojos?

José habla con Paty y le dice, no crees conveniente traernos de Trinidad a los dos muchachos; ahora en julio que terminan sus exámenes. Vamos a conseguirles un buen colegio y transporte aquí. Ya es hora de que convivan con nosotros y compartan con la familia y, sobre todo, con sus dos hermanos; si fuera posible en el mismo colegio. Me parece muy bien amor mío y me gusta que seas tú quien tome la iniciativa. Así se hará entonces, mi amor.

Se avecinan nubarrones sobre José, su antigua novia Thais anda buscándolo, ella no quiere perder ese amor que se fue de su vida, por falta de ella y quiere recuperarlo. Lo busca y lo encuentra. Vengo a pedirte perdón por lo sucedido, estoy arrepentida del maltrato de palabras que te di. Te dije que estaba enamorada de otra persona y no es verdad, te mentí. Lo dije para darte celos, pero… qué equivocada estaba. No me gustaba la forma en que me querías, aspiraba que fueras más apasionado. Me parecían fríos tus besos, aunque hoy me doy cuenta lo bueno que eres. Lo caballero, lo trabajador, lo familiar y esa forma de ser. Quizá estaba en mí no estimularte, no hablarte, no demostrarte la pasión que hay en mí. Perdóname, perdóname,… ¿sí? Lamentablemente Thais, es muy tarde, tengo mi novia va a tener un hijo mío, nos queremos profundamente y por nada del mundo la dejo, la semana que viene nos casamos. Por favor Thais, consigue un hombre que te quiera. Estos fueron mis sentimientos cuando me dejaste…. 

La tristeza que embarga mi alma  y amarga el corazón.

La privación  de  acariciar tu piel me abate la razón.

Mis sentimientos de  soledad no tienen justificación,

carcomen el alma mía al no sentir que hay solución,

para que tu bellísimo cuerpo sienta conmiseración,

y se funda junto al mío en una rica pasión.

Es un padecimiento insoportable que rompe la inspiración.

Es  un ser que muere lentamente alejado del amor;

la amarga  soledad insoportable, carente de toda unión.

Soportable por la amistad de personas que tienen corazón,

dan calor a mi alma, a  mis sentimientos y permiten que salga el sol.

 

Te dejo, que me están esperando. No creas José, que te voy a dejar tan fácilmente, lo que tú me quisiste, que te hice sufrir por los celos que te provocaba. que todo ese amor que me tenías no se puede olvidar tan fácilmente. Te juro que no te voy a dejar; quiero recuperar ese amor que nos teníamos. Te ruego, te suplico que me dejes tranquilo Thais. Ese amor se perdió. Vas a perder tu tiempo. La dejó y se marchó a buscar a Paty.  La consigue comprando los pasajes para ir a Trinidad,  pues se iban al día siguiente a buscar a los dos hijos. Ella ve a José muy contrariado y le pregunta: ¿Qué te pasa José, que te sucede? Y él le cuenta lo sucedido. Ella se preocupa y le pregunta si en verdad siente algo por ella. No mi vida, qué puedo sentir por una persona que se burló de mí. En parte parecido a lo nuestro, pero aquello no dejó hijos.  Yo, a las cosas que me causan dolor y daño, le hago la cruz. Allí quedan muertas. No se ocupa más mi mente por las cosas que me desagradan. Así, mi amor que, hablemos de lo nuestro, que es un amor maravilloso y bonito. Olvidémoslo y abramos nuestros corazones a ese amor bonito. Dame un beso y un abrazo querida mía. Vamos a comprarles algo que llevarles a nuestros hijos.  Me parece bien comprarle un “Atari” a cada uno de ellos;  está  de acuerdo, y así lo hacen.  Las dejan “pagas” para recogerlos al regreso.  Él le  comenta, llama a la abuela para ver si los hijos de Cecilia y Graciela lo tienen, sino para traérselas de Trinidad. La abuela dice que no tienen y les ha oído hablar de las ganas de tener uno. No les digas nada que se los traeremos de Trinidad como regalo,  es una sorpresa.

Tenemos que darles mucho amor y orientación para matarles esos “genes malucos” que traen como herencia de su padre. La esencia de la felicidad consiste en que aceptes ser el que eres. Cuando llegan a trinidad y buscan a los  niños que están tan  contentos que, ni cuenta se dan que no les dieron ningún regalo. Salen de compras y ven que compran dos “Atari” y ellos piensan que son para ellos. Sin decirles nada, les compran ropa y chaquetas para ellos.  Y, consiguen más ropa y les dicen que son para sus hermanos. Ellos están felices de caminar con sus padres y de saber que se regresan a Venezuela. Quien encuentra la paz en su hogar,… sea quien sea, es el más feliz de los humanos. Regresan a Venezuela y se reúnen todas las familias. Antes pasan a recoger los “Atari” de los hijos quienes, llenos de alegría, las reciben con besos y abrazos de recompensa, los hijos de Cecilia y Graciela reciben también muy alegres sus “Atari” y su ropa también demuestran su alegría con besos y abrazos. La clave de la felicidad esta en el equilibrio espiritual de quererse a sí mismo y amar a los demás, las abuela encantadas con sus regalos, al igual que sus tías  tíos y primos.  Cuando sólo los deseos constituyen el fundamento de nuestra felicidad, no es fácil alcanzarla, porque los deseos nunca tienen fin.

Este lindo poema es de Aurora García (*)

Eres como ningún otro, porque sólo tú te has ganado mi alma

y un lugar en lo más profundo de mi corazón.

que tu amor lo puede todo,

las noches estrelladas, las melodías más bellas,

las palabras, las fantasías, todo me parece poco, porque tú me llenas.

Eres mi sueño cumplido, el amor perfecto,

sin ataduras.

Eres la respuesta a mis preguntas, la razón de mi vivir.

De soñar, de llorar, de reír, de amar,

de cantar, de escribir…

Le agradezco a Dios que te haya puesto en mi camino,

quisiera gritar desde lo más alto de una montaña,

 que te amo!

Y que se escuche el eco por todos los cielos…
porque tú siempre estás en mis pensamientos,

en mi corazón, en mis sentimientos,

 en el sol, la lluvia, en cada lágrima,

tú eres mi felicidad, mi todo.

Porque desde aquel día en que te vi por vez primera,

mi vida cambió por completo.

¡Sólo le pido a Dios que perdure este amor más allá de los años,

del tiempo, de la muerte,

para estar a tu lado siempre!

___________________________  

(*)Aurora Garcia: Bella mujer, con una sensibilidad a flor de piel, quien al escribir sus poesías, no piensa en métrica, rima, o cualquier patrón literario. Ella escribe lo que le brota del alma, ante cualquier hecho que ella considera es bello o injusto en especial con los niños, el amor, la mujer y sus derechos, aunque no por ello se considera feminista. Nació en Cuba, y se casó en España. Llegó a los Estados Unidos, con su esposo José Luis y, como todo inmigrante, trabajó duro, crió  y educó a sus dos hijos, Julio Cesar y Alberto. Ha salido adelante. Ha progresado, mas no por ello, abandonó jamás ese don maravilloso, que es la poesía. Al leer sus versos, piensas que conversas con ella en persona, porque así como escribe, actúa y piensa.